La mejor oferta de 'El Buen Fin': una televisión a 11 pesos por un error de puntuación

Un empleado de Soriana escribió 10.990 en lugar de 10,990 y los consumidores exigieron que se respetara el precio anunciado

  • Comentar
  • Imprimir

Un grupo de consumidores de Chihuahua logró la mejor oferta de todo El Buen Fin, la campaña de cuatro días de descuentos en México. Alrededor de 50 personas se llevaron a casa una Smart TV Samsung de 58 pulgadas por una cantidad de casi once pesos (50 céntimos de euro). Lo anterior se debió a un error de puntuación de parte de algún empleado de Soriana, que en lugar de escribir 10,999 pesos en el anuncio colgante, escribió 10.999 pesos.

Por este anuncio se generó un caos en el supermercado. Cortesía El Diario de Chihuahua

Cientos de personas acudieron al supermercado esperando estar entre los beneficiados de la equivocación, lo que generó un caos que terminó con la intervención de la policía y el cierre temporal de la tienda. Después, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) obligó a la empresa mexicana a respetar el precio anunciado ante los ocho clientes que interpusieron una queja formal. Soriana decidió hacer lo mismo con otra cuarentena de personas que se atrincheró en la tienda, por lo que al final asumió una pérdida aproximada de medio millón de pesos por escribir un punto en lugar de una coma.

Según la Fundación del Español Urgente (Fundéu), tanto la coma como el punto son signos válidos para separar los números decimales, pero el punto se utiliza en el sistema de numeración anglosajón y la coma en el europeo. El organismo recomienda que las cifras con más de tres dígitos se escriban con un espacio en lugar de usar un punto o una coma (así: 10 990), ya que los signos pueden generar confusiones como la de Chihuahua.

"Es una cuestión de convención, da igual cuál se utilice siempre y cuando estemos todos de acuerdo", dice a Verne Carlos Bosch Giral, jefe del Departamento de Matemáticas del ITAM. En un sentido estricto, opina, los consumidores estaban en lo correcto al señalar que el precio anunciado de la televisión era de casi once pesos. "En México tenemos la influencia anglosajona y utilizamos el punto para separar los decimales y la coma para separar las unidades de miles", aclara.

El Diario de Chihuahua expresó su desacuerdo con la Profeco en un editorial publicado este lunes: "Cualquiera de los consumidores sabía que las pantallas en Soriana no costaban diez pesos con noventa centavos, sino diez mil novecientos. No obstante, casi se amotinaron en las cajas de la tienda con el propósito de hacer valer su 'derecho' de clientes". Ese medio local cedió a Verne algunas fotos de los momentos que se vivieron el viernes pasado en el supermercado chihuahuense.

Cortesía El Diario de Chihuahua
Cortesía El Diario de Chihuahua
Cortesía El Diario de Chihuahua

El titular de Profeco, Rogelio Cerda Pérez, dijo este martes en conferencia de prensa que el de Chihuahua fue el mayor incidente presentado en todo el país durante El Buen Fin.

Soriana, por su parte, compartió con Verne su postura oficial, así como una carta redactada en conjunto por los empleados de la tienda afectada, quienes narraron su sentir ante lo sucedido. El primero es un breve y conciso comunicado en el que la empresa reitera que es respetuosa de la ley y que se encuentra en diálogo con la Profeco para resolver la situación.

La carta de los colaboradores tiene una extensión de una cuartilla y un tono mucho más dramático. En ella se narra cómo ocurrieron los hechos: "Ese día fue impactante: una sola persona fue quien causó todo ese revuelo. Ella le habló a todos sus conocidos para que vinieran a tomar literalmente las cosas que por error estaban marcadas en un [anuncio] aéreo". De acuerdo con el testimonio, el precio de las pantallas era correcto en el resto de los anuncios y en cada uno de los artículos. "Pero a esa mujer no le importó el daño y la impotencia que nos causaba", dice la carta.

"Transcurrieron las horas, la espera era interminable y [los clientes] no se daban por vencidos. Comenzaron a robarse los pollos de la cocina, pan Bimbo, jamón, sodas, Sabritas, etc., todo lo que estaba a su alrededor para comérselo sin pagar. Mientras nosotros nos reuníamos a rezar para que la pesadilla se acabara (...) y cuando al fin lograron su cometido salían de la tienda muy victoriosos burlándose de nosotros en la cara porque gritaban: 'El pueblo unido, jamás será vencido'. ¿Pueden creerlo? ¿Unido para qué? ¿Para el vandalismo?", se lee en otro momento.

Los empleados aseguran que no escribieron esa carta para defender a la empresa, sino a sus colaboradores: "Porque nadie se imagina lo que se tiene que trabajar semanas antes para lograr hacer un Buen Fin, las horas extras que hay que poner para lograr el objetivo".

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne