Rajoy propone que la jornada laboral termine a las seis: ¿por qué no tenemos horarios más racionales?

El presidente del Gobierno ya hizo la misma propuesta en 2016, pero no ha cambiado nada

  • Comentar
  • Imprimir

Mariano Rajoy ha hablado este sábado 24 de febrero del sinsentido de los horarios en España. En la Convención Nacional Familia, Conciliación y Corresponsabilidad del Partido Popular en Zaragoza, el presidente del Gobierno ha dicho lo siguiente: "Soy partidario de que la jornada laboral en España, con carácter general, acabe a las seis de la tarde, como sucede en muchos países de nuestro entorno".

"Es un buen momento para acordar y firmar un acuerdo nacional por la conciliación y la racionalización de horarios. Para ello estamos trabajando con los agentes sociales en la mesa de la calidad del empleo. Es necesario que los partidos y los agentes sociales nos pongamos de acuerdo en un asunto que es primordial. Estoy seguro de que muchos españoles están deseando que seamos capaces de conseguirlo", ha añadido Rajoy.

Como ha dicho el presidente del Gobierno, hay otros países europeos en los que no solo se termina la jornada laboral a las 18 horas. En algunos acaban incluso antes, mientras que en España, en muchos casos, se trabaja hasta las 20 horas. ¿Qué hacen en otros países? Este gráfico, elaborador por el doctor y profesor de Economía e Innovación en la Universidad Politécnica de Madrid José María Fernández-Crehuet con datos de Eurostat, lo ilustra perfectamente.

Gráfico de EL PAÍS a partir de un esquema de José María Fernández-Crehuet elaborado con datos de Eurostat

Somos una excepción en Europa, como se desprende del estudio de Fernández-Crehuet. En Suecia, la jornada laboral suele terminar a las 16 horas. En otro escalón están Alemania o Reino Unido, donde se acaba entre las 16:30 y las 17 horas. Más cerca de España, pero con horarios muchos más racionales, están otros países mediterráneos como Italia y Francia, donde se sale de trabajar entre las 17 y las 18 horas.

En el gráfico anterior se aprecia la diferencia entre nuestro reparto del tiempo y el de otros países: empezamos la jornada laboral más tarde y nuestra pausa para comer es mucho más larga. Este gráfico de Europa Press ayuda a entenderlo todavía mejor. Cada gráfica representa a un país.

¿Qué hay que hacer para que los españoles salgan del trabajo a las 18 horas?

Lo primero es que España vuelva al huso horario que le corresponde. En 1940, en plena Segunda Guerra Mundial, toda Europa se ajustó al horario de Berlín para controlar las operaciones militares. Entonces tenía sentido, pero dejó de tenerlo en cuanto terminó la contienda. Por ello, Portugal y Reino Unido volvieron a su huso horario, pero España se quedó con la hora alemana.

Como explica la profesora en el IESE Business School Nuria Chinchilla en este artículo de Verne, este sinsentido hace que vivamos en un "jet lag permanente". Ella, como todos los expertos en horarios, propone que España adelante una hora su reloj para acompasar el ritmo circadiano -nuestro reloj interno- "para volver a hacer lo mismo que hace 80 años: comer a la una y cenar a las ocho, como en el resto de Europa". La importancia de nuestro reloj interno está más que probada: el Nobel de Fisiología de 2017 premió una investigación sobre los mecanismos moleculares que controlan el ritmo circadiano.

Además, habría que reducir la pausa para comer. La jornada partida alarga la jornada laboral y dificulta muchísimo la conciliación. La costumbre española de parar hasta dos horas para comer se remonta a los primeros años del franquismo.

"Durante la época de industrialización los países europeos habían adoptado unas jornadas laborales larguísimas y muy rígidas, pero tras la guerra todos vieron que esto no era factible y que debían cambiarlo. Nuestro país entró entonces en una dictadura y todo ese proceso modernizador se paralizó", indica a Verne en este artículo la doctora en Psicología Social Sara Berbel.

Asimismo, a mediados de los años 40, después de la Guerra Civil, la pobreza en España hacía que muchas personas necesitasen dos trabajos, uno por la mañana y otro por la tarde. Las jornadas laborales se adaptaron para estos trabajadores, instaurando una jornada partida que aún existe.

Promesa incumplida de los políticos

Si España adoptase unos horarios más sensatos, dormiríamos más y conciliaríamos mejor, pero hay otros beneficios. La Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE) cuenta un centenar, entre los que destacan más salud y libertad,  un paso más hacia la igualdad de género efectiva, una mejora en la calidad del sueño y mayor productividad en el trabajo y en clase. Hace mucho tiempo que los políticos vienen prometiendo la racionalización de los horarios, pero no ha cambiado casi nada.

La jornada laboral en España termina a las 20 horas, pero los políticos podrían poner de su parte para que acabase antes. Getty Images

En su declaración de este sábado 24 de febrero, el propio Rajoy destaca que no es la primera vez que hace esta promesa. Ya lo hizo en 2016, antes de la campaña electoral de las elecciones generales. El entonces presidente del Gobierno en funciones prometió “consensuar un acuerdo para lograr una jornada laboral que, con carácter general, finalice a las 18 horas”. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, también insistió entonces en el desarrollo de un Pacto Nacional por la Conciliación y la Racionalización de Horarios.

El presidente de ARHOE, José Luis Casero, ha participado en el acto de este sábado en Zaragoza, donde ha dado su opinión. "He dicho lo que digo siempre. He insistido en que podemos tener unos horarios más sensatos", dice Casero a Verne por teléfono. Cree que desde 2016 se han dado algunos pasos como "la ampliación de los permisos de paternidad, pero es una medida concreta. Hay que promover un cambio real".

Asegura que en algunos aspectos incluso se está yendo hacia atrás: "Televisión Española respetó un tiempo la racionalización de horarios, pero han vuelto a retrasar su prime time. El mejor ejemplo es la final de Operación Triunfo". Terminó a las dos de la mañana.

"En la Asamblea de Madrid, Partido Popular, PSOE y Ciudadanos han votado a favor de una propuesta de Podemos que habíamos sugerido desde la asociación", añade Casero. Se trata de una Propuesta No de Ley (PNL) sobre racionalización de horarios en la Comunidad de Madrid. "Si se pueden poner de acuerdo en una comunidad autónoma, también lo pueden hacer a nivel nacional", añade Casero. 

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne