Nos subimos a la Línea 7 del Metrobús (en hora pico) y así fue el viaje

Hubo largas filas, apretones y un segundo nivel con escaleras muy estrechas

  • Comentar
  • Imprimir

La Línea 7 del Metrobús inició operaciones este lunes 5 de marzo. De acuerdo con datos del Gobierno de la Ciudad de México, este corredor de 15 kilómetros es operado por 90 autobuses con doble piso, lo que beneficia a más de 130.000 personas al sustituir 180 autobuses. El servicio se ofrece en tres rutas, que van de Campo Marte a Indios Verdes, el Hospital Infantil de La Villa y la Glorieta Cuitlahuac. 

En Verne quisimos probar el servicio desde su periodo de pruebas, pero no pudimos subirnos a ninguna unidad porque algunas no estaban en funcionamiento y no tuvimos suerte al encontrar una. Por ello, esperamos a que iniciara operaciones formalmente para subirnos a uno de los nuevos autobuses. El microbús es el método de transporte más usado por los capitalinos con 7,96 millones de viajeros al día en contraste con los 620.000 que usan el Metrobús, según la Encuesta Origen-Destino elaborada por el INEGI.

Para nuestra prueba, elegimos el horario de las seis de la tarde, ya que es la hora en que miles de trabajadores dejan sus centros de trabajo en Paseo de la Reforma, y nos dirigimos al norte en una de las rutas más concurridas a la estación de metro Indios Verdes.

El primer día de operaciones se observaron largas filas de personas esperando abordar el Metrobús. En redes sociales varios usuarios expresaron sus quejas por largos periodos de espera, así como la saturación del servicio.

Guillermo Calderón, director de este sistema de transporte, dijo a varios medios que el servicio se normalizará en alrededor de diez días. Sin embargo, se registró una demanda de más de 95 mil usuarios y se espera que la afluencia aumente en los próximos días.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne