Marchando una de escorpiones de agua: probamos insectos comestibles

La comercialización de insectos como comida es legal en España desde el pasado 1 de enero

  • Comentar
  • Imprimir
Es un escorpión de agua, pero sabe como un torrezno
Es un escorpión de agua, pero sabe como un torrezno

La comercialización de insectos como comida es legal en España –y el resto de la Unión Europea– desde el pasado 1 de enero. En Verne ya hablamos de las ventajas que estos alimentos pretenden aportar a nivel ecológico y alimenticio. Pero quedaba una cuestión pendiente: ¿están buenos?

Hay regiones como el sureste asiático o México que tienen una amplia tradición en cocina de insectos. En España, incluso a pesar del cambio de normativa, comprar bichos para consumo humano no es sencillo. Por el momento, hay pocas empresas en nuestro país que comercialicen este tipo de productos, y desde portales como Amazon la mayoría de los perfiles todavía tienen restringida la venta a territorio español.

Finalmente, hemos conseguido los insectos a través de dos vías: InsectFit, una empresa española –que todavía no vende al público por encontrarse en fase de pruebas– que elabora productos a base de harina de grillo, y una página web de venta de insectos que distribuye a todo el mundo, EntoMarket.

El pedido de EntoMarket ha tardado más de un mes en llegar a casa: hemos comprado tarántulas, tres tipos de chapulines (saltamontes) sazonados, hormigas, gusanos sabor barbacoa y escorpiones de agua. InsectFit nos envió barritas de distintos sabores –naranja, caramelo y chocolate– elaboradas con harina de grillo. ¿A qué saben todos estos productos? ¿Son, como nos prometían Timón y Pumba, "viscosos pero sabrosos"? Los hemos probado en una edición especial de Vernícolas, el programa en directo de Verne.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne