¿Verdes o amarillas? Hay un debate sobre el color de las pelotas de tenis y no está tan claro

Eso sí, Roger Federer dice que son amarillas y él sabe de lo que habla

  • Comentar
  • Imprimir
El tenista estadounidense Bjorn Fratangelo sostiene con su raqueta tres pelotas amarillas. O verdes. O amarillas
El tenista estadounidense Bjorn Fratangelo sostiene con su raqueta tres pelotas amarillas. O verdes. O amarillas.

“Roger, ¿las pelotas de tenis son verdes o amarillas?”. Roger Federer sonríe y contesta: “Son amarillas, ¿no?”. La respuesta da lugar a unos gritos de júbilo. El hombre que hacía la pregunta dice: “¡Yo creo que son verdes, mi hijo dice que son amarillas!”. El vídeo con esta escena se ha visto 400.000 veces en Twitter en menos de dos días. ¿Y por qué? Pues aunque a algunos nos suene extrañísimo, resulta que hay mucha gente que está de acuerdo con este señor y cree que las pelotas de tenis son verdes.

Vale, es oficial, mi padre acaba de preguntarle a Roger Federer si las pelotas de tenis son amarillas o verdes, y ha dicho que son amarillas.

No, en serio. The Atlantic ya recogía en febrero una encuesta de Twitter en la que el 52% de los casi 30.000 votantes respondieron que las pelotas de tenis son verdes. Y eso a pesar de que los fabricantes usan la palabra “amarillo” en las descripciones de sus productos y, como también recoge The Atlantic, la normativa de la federación especifica que las pelotas deben ser blancas o amarillas.

Por favor, ayudad a resolver una disputa marital. Describiríais el color de una pelota de tenis como verde, amarillo u otro.

Pero pensar que son verdes no es ninguna locura. El tono de amarillo, que en estas pelotas suele ser fosforescente, se ve verde en las zonas sombreadas. Por supuesto, en cómo percibimos el color también influyen la iluminación e incluso el televisor en el que estemos viendo el partido.

Roger Federer preguntándose durante un saque si la pelota es verde o amarilla. Los tonos de color están identificados con ayuda de Photoshop. GLYN KIRK/AFP/Getty Images

¿Cuántos amarillos ves?

La diferencia no está tanto en cómo percibimos ese color, sino en cómo lo categorizamos. Es decir, no se trata de que haya personas que vean las pelotas de tenis de un color más verde mientras que otras las ven más amarillas, sino que, viéndolas igual, creen que una de las dos etiquetas es más adecuada que otra para definir su color.

Según explican Julio Lillo Jover y Humberto Moreira Villegas en Percepción del color y daltonismos, “los seres humanos con visión normal pueden discriminar-diferenciar más de dos millones de colores”, pero usamos en torno a una decena de categorías cromáticas básicas. Es decir, recurrimos a una misma palabra, como “verde”, para muchos tonos diferentes. Se trata de una simplificación de la información que por lo general es útil, ya que nos permite recordar y comunicar de forma sencilla los colores que vemos.

Por ejemplo, en el español que se habla en España hay 11 categorías básicas: rojo, verde, azul, amarillo, blanco, negro, gris, marrón, naranja, rosa y morado-violeta. Pero el ruso, el griego y el turco tienen 12, ya que en su idioma celeste y marino son dos categorías diferentes. Es decir, no se referirían al celeste como un azul claro, del mismo modo que no decimos que el rosa sea un rojo claro.

Pero esta categorización también puede ser una desventaja, ya que cuando decimos que algo es amarillo, tendemos a dar por supuesto que siempre significa lo mismo tanto para el hablante como para el oyente. Pero a veces hay discrepancias, como en el caso de los tonos que están a medio camino entre dos categorías. Además, categorizar colores depende en gran medida de la memoria "y, por tanto, depende de sus limitaciones". Por lo general, recordamos haber visto un amarillo, pero no el tono concreto de amarillo.

A la hora de decidir si un color pertenece o no a una categoría, también pueden influir la cultura, la sociedad e incluso la costumbre. Podemos citar el ejemplo del Tiffany Blue, azul de Tiffany: la joyería tiene registrado este nombre para este tono, a pesar de que al 58% de los participantes de un experimento de 2016 le parecía que era más bien un tono de verde. De hecho, su código RGB es 129 para el rojo, 208 para el azul y 216 para el verde. Es decir, la empresa podría haber optado por llamarlo Tiffany Green, de haberlo preferido. O Turquesa de Tiffany.

Comienza el día con un toque de azul Tiffany.

Entonces, ¿de qué color son las pelotas de tenis? Bueno, a ver, en esta foto sacada de la web de Wilson parecen bastante amarillas. Aunque la zona en sombra tiene un tono más aceitunado. Es decir, si sigues creyendo que la etiqueta más apropiada es la del verde, no creo que te hagamos cambiar de opinión.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne