La foto de la niña que 'huye en Palestina' se tomó realmente en Iraq

En realidad, el momento ocurrió en 2017 cerca de Badush

  • Comentar
  • Imprimir

La imagen de una niña de mirada llorosa se repite una y otra vez en redes sociales. Los mensajes de muchos de aquellos que comparten su rostro aseguran, de forma errónea, que es una joven palestina que huía de un bombardeo y difunden la fotografía durante estos días de verano de 2018.

Cuentan que posó para un fotógrafo mientras intentaba sonreír, pero que solo le salieron lágrimas. La frase sirve como reclamo para que el mensaje se comparta más en redes sociales; de hecho, uno de los tuits que lo reproduce supera los 48.000 compartidos. Pero la historia detrás de la instantánea no es cierta.

En realidad, el momento ocurrió en 2017 y no puede servir de argumento a favor de un lado u otro del conflicto palestino-israelí porque tuvo lugar en Iraq.

La agencia Reuters posee los derechos de la imagen, que aparece en un reportaje fechado en marzo de 2017. La niña es una de entre los cientos de miles de desplazados iraquíes por la guerra contra el Estados islámico (EI). Acababa de huir de su casa y posaba ante la cámara cerca de Badush, al norte del país, en plena batalla entre las fuerzas iraquíes y los militantes de EI.

La fotografía viene firmada con el término stringer, que significa que pertenece a un fotógrafo autónomo que colabora con el medio de forma habitual en zonas donde no se destina a un corresponsal fijo. Consultada por Verne, la agencia de noticias no ha podido rastrear el nombre del autor.

BBC compartió en su día el retrato de esta niña a través de sus redes sociales, poco días después de que la distribuyera Reuters. Según la cadena británica, funcionarios iraquíes aseguraban que la mayoría de desplazados como esta niña se habían refugiado en campamentos y centros de recepción temporales o se habían mudado con parientes.

La historia de Zeliha

Un caso similar al de esta niña iraquí es el de la turca Zeliha. Aunque el fotógrafo Fatih Özenbaş tomó su retrato en 2007, como símbolo de la pobreza en la que vive buena parte de la población turca, el rostro de la joven vuelve a circular por redes sociales con cada conflicto bélico como si fuera una imagen actual.

Según el bulo que ha situado a la niña en Gaza y en Siria, la protagonista de la imagen tapa los ojos de su muñeca para que no vea los horrores de la guerra. Sin duda es otro buen gancho para conseguir que se comparta el relato, pero Özenbaş explicó en su día a Verne la historia real. Con ese gesto Zeliha quería ocultar que su muñeca era bizca.

El autor de la imagen mantiene contacto con su joven modelo y con su familia así que decidió compartir una fotografía actual de ella, que ya hace mucho que dejó de tener dos años, para desmentir las falsas historias en torno a ella. En su momento admitía por teléfono que no ha tenido mucho éxito al respecto.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne