Las Bellies y L.O.L. Surprise, los primeros juguetes que podrían agotarse antes de Navidad

Ya casi no quedan Bellies en las tiendas

  • Comentar
  • Imprimir
Famosa traerá más Bellies a las tiendas, pero no se espera que queden en Navidad
Famosa traerá más Bellies a las tiendas, pero no se espera que queden en Navidad

Hay básicamente dos formas diferentes de comprar el juguete que tus hijos o sobrinos te han pedido por Navidad: la primera es hacerlo con cierto tiempo y guardarlo en el armario unas semanas; la segunda consiste en recorrer varias jugueterías dos noches antes y comprobar que está agotado en casi todas partes. Para ayudar a evitar la angustia del último momento, hemos preguntado a las jugueterías Toy Planet, Juguettos y Tió Sam, además de la empresa analista de mercado NPD, por los juguetes que más se están vendiendo este año.

La buena noticia es que este año, igual que en 2017, el mercado está más repartido, tal y como nos explica Ignacio Gaspar, director general de Toy Planet. Es decir, las cartas a Papá Noel y a los Reyes Magos no se concentran de forma tan exclusiva en dos o tres productos como pasó en 2015 con La patrulla canina y en 2014 con Frozen.

Esto es bueno, en opinión de Gaspar, ya que no habrá tantas roturas de stock y será más fácil encontrar producto en las tiendas y que los niños no se queden sin sus primeras opciones. Pero esto no significa que nos podamos confiar y lo podamos dejar todo para el último momento. Hay un puñado de juguetes que es conveniente ir mirando cuanto antes:

- L.O.L Bigger Surprise! (Giochi Preziosi). El año pasado ya hablamos de estos juguetes, una de las más populares en su categoría. Son bolas que incluyen una muñeca sorpresa y que están en torno a los 15 euros. Tres gamas diferentes de esta marca copan los puestos de juguetes más vendidos por valor en el ranking hasta octubre de NPD, empresa que recoge y analiza datos de ventas en varios sectores, incluido el juguetero.

Pero el producto estrella de esta marca para las Navidades será un maletín que incluye más de 60 juguetes sorpresa, a un precio de unos 120 euros. Muchos son solo accesorios para las muñecas, como vestidos y pelucas. Gran parte del atractivo del juego consiste en ir desenvolviendo todos estos paquetitos, lo que explica también su éxito en YouTube, al mezclar los géneros del unpacking y el de la crítica juguetera. Por ejemplo, este vídeo, que cuenta con más de 7,5 millones de reproducciones (recomendamos bajar el volumen, que la narradora grita mucho de emoción):

- Bellies (Famosa). Esta muñeca interactiva, dirigida a niños y niñas de entre 3 y 8 años, es un bebé que funciona de forma parecida a los Furbys o a los Hatchimals. En lugar de salir de un huevo, como los Hatchimals, hay que quitarles el cordón umbilical, tras lo que su corazón comienza a latir. El muñeco comienza entonces a hablar en su propio idioma y que reconoce además a otros Bellies e interactúa con ellos.

La mala noticia es que estas muñecas ya están prácticamente agotadas. De hecho, su precio está en torno a los 30 o 40 euros, pero ya hay quien quiere venderlo por el triple. Javier Tenor, director de marketing de las jugueterías Tió Sam, comenta que Famosa fabricará y llevará más muñecas a las tiendas las próximas semanas, pero “durarán lo que durarán”.

Estos serán los más difíciles de encontrar. Con el resto de peticiones a los Reyes Magos o a Papá Noel nos podemos relajar más, pero Gaspar advierte que a partir del 18 o 20 de diciembre puede haber problemas para encontrar algunos. Los jugueteros nos destacan estos otros productos:

- El estadio de batallas de Beyblade (Hasbro). Entre dos y cuatro jugadores pueden combatir con las peonzas de esta marca (unos 55 euros y a partir de 8 años). Esta es una de las pocas licencias ligadas a series o películas dirigidas a niños que destaca especialmente. Entre los más pequeños Peppa Pig, La patrulla canina y PJ Mask conservan su popularidad, pero no hay un nombre claro que arrastre el mercado como otros años. Gaspar, de Toy Planet, apunta que esto se debe especialmente al descenso de la natalidad, ya que las marcas basadas en series infantiles son especialmente populares entre los niños de entre 2 y 6 años.

- Robótica. Aunque hay varias marcas y productos en estas líneas, Tenor cita los dos robots nuevos de Clementoni: Robomaker y Mind Designer. Los robots de esta marca están dirigidos a un público más amplio y tienen un precio algo inferior al de otros similares (en torno a los 50 euros y con edad recomendada a partir de 10 años). Además, hay que construirlos.

- Nerf Láser Ops. Tenor destaca estos juguetes que no lanzan los habituales proyectiles de gomaespuma, sino que funcionan al estilo de los lasertag, señalando con luces cuándo se ha alcanzado al compañero de juego.

- Entre las manualidades, sigue la moda de los slimes, un blandiblub de diferentes colores. Juguettos destaca los de la marca Slimy (Simba), aunque en el top 10 hasta octubre de NPD el producto que se ha colado es la Slime Factory de Canal Toys (unos 35 euros y a partir de 6 años).

Además de esto, hay marcas clásicas que nunca fallan, como Playmobil, Pinypon y LEGO:

- Pinypon (Famosa). Las grandes novedades son el centro comercial y el hospital de mascotas, aunque tanto Tenor como Juguettos también recuerdan que la empresa ha lanzado una línea nueva, la llamada Pinypon Action, que tiene personajes nuevos para esta gama, como superhéroes y policías, incluida una comisaría (unos 50 euros, de 3 a 7 años).

- Playmobil. Entre los sets más populares de esta juguetera alemana repite la Pirámide del Faraón (unos 65 euros, de 6 a 12 años) y, entre las novedades, destaca el Acuario (unos 60 euros, de 4 a 10 años).

- LEGO. Vuelve a citarse el Halcón Milenario, un año más. Recordemos, como dice Gaspar, que el mercado del juguete tiene la particularidad de que se dirige a dos públicos: el consumidor (el niño) y el comprador (los padres). Y la iniciativa de comprar este juguete quizás sea más de muchos padres y tíos, con la excusa de que “al niño también le gustan las películas”.

La comisaría de Pinypon (arriba), el acuario de Playmobil (abajo a la izquierda) y el Halcón Milenario de LEGO

¿Y si se ha agotado el juguete?

A pesar de todas estas precauciones, es posible que el juguete que nos hayan pedido se haya agotado en las tiendas, cosa que parece especialmente probable este años con las Bellies. En tal caso, hay que preguntar a nuestro juguetero de confianza por la mejor alternativa. Tenor explica que, por ejemplo, el catálogo de sus jugueterías incluye recomendaciones por el tipo de juego y cómo ayuda al desarrollo del niño.

Si no hay más Bellies hay varias muñecas que se dirigen a un público similar, como los Bebés Llorones (IMC), que han funcionado bien todo el año y que amplían su gama con los Peques Pipí, cuyo nombre describe literalmente la variante introducida en el juego. Están en torno a los 35 euros.

También se podrían mencionar las muñecas de Cleo & Cuquin (Fisher-Price), con serie de televisión del mismo nombre que rescata a La familia Telerín, creada hace más de 50 años. Según Juguettos, podría ser una de las revelaciones de esta temporada.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne