'Slime', el Blandi Blub casero que se ha convertido en un fenómeno en Google y YouTube

"¿Cómo fabricar slime?” fue una de las preguntas más buscadas en Google en 2017

  • Comentar
  • Imprimir

El slime es una masa viscosa y colorida que puede moldearse a voluntad. Es un juguete de moda, pero no está entre los juguetes que podrían agotarse estas navidades. Tiene explicación: no se compra en jugueterías, se fabrica en casa. La pregunta “¿Cómo fabricar slime?” ha sido una de las más buscadas en Google en nuestro país este 2017. Ha alcanzado este mes su pico histórico de búsquedas tanto en España como a nivel global:

Evolución de las búsquedas de 'Slime' en Google desde España.

El nombre de este juguete proviene de sus propiedades: slime puede traducirse como "baba" o "barro". Sin embargo, es mucho más agradable que estos. Su tacto es suave, puede estrujarse y aplastarse a voluntad, es colorido, hace un agradable sonido al moldearlo... Todas estas propiedades lo han convertido en una estrella de lo que el foro Reddit, una de las comunidades más grandes de internet, bautizó como oddly satisfying, "extrañamente satisfactorio".

Muchos de los vídeos de slime en Instagram utilizan esa etiqueta (#oddlysatiying) para que los aficionados puedan encontrarlos. También otra que hace referencia al sonido, #satisfyingsound (sonidos satisfactorios). Algunas cuentas especializadas en este contenido, como Rad.Slime o SlimeQueens, tienen más de un millón de seguidores. Ponte los cascos y sube el volumen para comprobar cómo suena:

En YouTube, el slime ha sido uno de los fenómenos del año, incluso ha aparecido en su resumen anual con los éxitos del año, el Rewind 2017. Si en Instagram lo que triunfa son los vídeos en los que esta masa se manosea, en YouTube lo que se lleva son los videotutoriales para prepararla en casa. Los hay con más de 25 millones de reproducciones en menos de un año.

La receta del slime, con y sin bórax

La mayoría de videotutoriales y recetas para prepara slime casero utilizan agua caliente, cola, colorante y bórax, nombre comercial de la sal de boro, un compuesto químico utilizado en detergentes y pesticida. Sin embargo, a partir de marzo de este año, comenzó una nueva tendencia en búsquedas: la de las fórmulas para hacer slime sin bórax. Tal y como recoge la página especializada en desmentir bulos Snopes, muchos medios británicos y estadounidenses publicaron ese mes reportajes sobre los supuestos peligros del bórax, que podía causar "serias lesiones en los ojos y problemas de fertilidad". Según Snopes, la mayoría de lo que contaban era falso.

El bórax, como muchos productos químicos, puede provocar irritación en la piel y los ojos, pero las cantidades para que produzca daños graves, según varios estudios citados por Snopes, son demasiado altas como para que el slime las produzca. En cualquier caso, hay cientos de recetas sin este compuesto. En este vídeo van cinco:

De fracaso científico a éxito juguetero

En el año 2001, el Museo Nacional del Juego de Estados Unidos incluyó la primera marca comercial de slime, llamada Silly Putty ("masa tonta") en su muro de la fama. Según la página del museo dedicada a la historia de este producto, antes de ser un juguete fue... un error de laboratorio. En los años 40, durante la II Guerra Mundial, Estados Unidos estaba buscando un sustituto para suplir la escasez de caucho. El químico James Wright probó con una mezcla que era demasiado blanda como para sustituir al caucho, pero muy divertida para jugar con ella.

Wright bautizó su invento accidental como Nutty Putty ("masilla nuez"). En 1949 fue comercializado por Peter Hodgson, un experto en marketing que cambió su nombre por el que todavía se conserva, Sillly Putty. Comenzó a venderlo para Pascua, así que decidió que el envase de su slime fuera un huevo.

Envases y anuncios de 'Silly Putty'. National Museum of Play

Según cuenta la página del Museo del Juguete, Hodgson "contrató a estudiantes de Yale [una universidad estadounidense] para rellenar los huevos de plástico con Silly Putty". Ahora también hay estudiantes que lo envasan para su comercialización, pero mucho más jóvenes: el diario The New York Times publicó en junio un reportaje sobre los niños y adolescentes que venden sus slimes caseros. Lo hacen en su colegio, pero también en plataformas de venta online como Etsy, donde hay cientos de tiendas especializadas. Puedes elegir hasta de qué color y textura quieres que te lo hagan.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne