Educación, Violencia de Género, apuestas... sobre esto decide la Junta de Andalucía

Estas son las competencias exclusivas y compartidas que tiene la Comunidad Autónoma

  • Comentar
  • Imprimir
EL CANDIDATO DEL PP DA UNA CONFERENCIA TRAS LOS RESULTADOS DEL PARTIDO EN LAS ELECCIONES ANDALUZAS
Juan Manuel Moreno, candidato del PP por Andalucía, tras la jornada electoral.. GTRES

Uno de los temas que ha marcado la agenda de los partidos durante la campaña de las elecciones andaluzas [sigue aquí la última hora] y de los que más se ha hablado durante la jornada electoral es de las competencias de la Junta de Andalucía. Pablo Casado, por ejemplo, ha defendido la idea de recentralizar las competencias en educación, mientras que Susana Díaz abogaba por el modelo actual y acusaba a Casado de querer “cercenar el autogobierno”. Los ultraderechistas de Vox no se quedan con una única competencia, sino que abogan por “limitar en todo lo posible la capacidad legislativa autonómica”. ¿En qué consisten esas competencias? ¿Cuáles son? ¿Tienen todas las autonomías las mismas?

En qué consisten las competencias autonómicas

Las comunidades autónomas en España, tal y como refleja la Constitución, tienen autonomía política y financiera. Esta capacidad de decisión se materializa en la descentralización de competencias, "hasta el punto de que el funcionamiento efectivo del Estado se asemeja en muchos aspectos al propio de los estados federal", según explica la página de Administración del Gobierno.

Mientras otros países como Portugal o Francia tienen unas leyes homogéneas que se aplican en todo el territorio, el gobierno español establece distintos niveles de competencias, resumido en dos artículos de la Constitución española: el 148 recoge las que pueden asumir las Comunidades Autónomas (como ordenación del territorio, urbanismo y vivienda, Patrimonio, Agricultura y Pesca...), y el 149 las que son competencia del estado(defensa y fuerzas armadas, sistema monetario, régimen de aduanas), aunque puedan estar compartidas o administradas por las comunidades autónomas. La Constitución recoge que las materias no atribuidas expresamente al Estado también pueden recaer en las Comunidades Autónomas, si así lo expresan sus estatutos. Es el caso de una de las competencias que Casado quería recuperar para el estado, la educación.

¿Tienen todas las comunidades autónomas las mismas?

No. Las competencias de cada comunidad autónoma están recogidas en sus estatutos y pueden variar de una región a otra, aunque siempre dentro de los cuatro niveles recogidos en el punto anterior. Estos estatutos –que pueden reformarse cada cinco años– desarrollan en qué materias tiene competencia las comunidades y en cuáles el estado. Y no todos los estatutos han puesto el foco en las mismas competencias. Por ejemplo, hay comunidades, como Andalucía o Cataluña, que asumen la gestión de la protección de datos. Otras como Madrid o Extremadura no lo hacen.

¿Cuáles tiene Andalucía?

Estas son las competencias exclusivas:

  • Agricultura, ganadería, pesca, aprovechamientos agroforestales, desarrollo rural y denominaciones de calidad.
  • Agua y recursos hídricos que transcurran íntegramente por Andalucía.
  • Educación, salvo los planes de estudio, que son competencia compartida con el estado.
  • Investigación, desarrollo e innovación tecnológica.
  • Vivienda, urbanismo, ordenación del territorio y obras públicas, salvo las expropiaciones urbanísticas, que es compartida con el estado.
  • Medio Ambiente, espacios protegidos y sostenibilidad, salvo la planificación ambiental y la declaración y delimitación de parques nacionales.
  • Actividad económica autonómica, salvo en servicios públicos esenciales, ferias internacionales, propiedad intelectual, control de metales y competencia. En todas ellas, la comunidad asume la competencia ejecutiva.
  • Organización territorial.
  • Régimen local.
  • Servicios sociales, voluntariado, menores y familia, salvo en la elaboración y reforma de la legislación penal y procesal que incida en la competencia de menores, que es compartida con el estado.
  • Políticas de integración y participación social y económica de los extranjeros.
  • Transportes y comunicaciones del interior de la comunidad.
  • Protección civil.
  • Cultura y patrimonio, salvo museos, bibliotecas, archivos y colecciones estatales, en cuyo caso Andalucía asume la competencia ejecutiva.
  • Medios de comunicación social y servicios de contenido audiovisual, salvo en la regulación y control, cuya competencia es compartida.
  • Publicidad.
  • Turismo.
  • Deportes.
  • Políticas de género.
  • Juventud.
  • Consultas populares.
  • Asociaciones, fundaciones y corporaciones de derecho público.
  • Juego, apuestas y casinos, salvo en las autorizaciones de nuevas modalidades de juego, que es compartida.
  • Denominaciones de origen.
  • Organización de servicios básicos.

Y estas, las compartidas:

  • Energía y minas.
  • Salud, sanidad y farmacia.
  • Autorizaciones de trabajo para inmigrantes.
  • Puertos y aeropuertos, carreteras y vías ferroviarias estatales.
  • Empleo, relaciones laborales y seguridad social.
  • Seguridad ciudadana.
  • Seguridad privada.
  • Materia penitenciaria.
  • Seguridad nuclear.
  • Salvamento marítimo.
  • Cajas de ahorro, entidades de crédito, bancos, seguros; salvo la regulación de su organización, que es una competencia exclusiva de la comunidad. 
  • Notariado y registros públicos.
  • Administración de Justicia.
  • Protección de datos.

Un caso práctico: la Educación

Las Comunidades Autónomas pueden legislar y administrar todas las materias en las que tienen competencias exclusivas. Por ejemplo, en el caso de la Educación, Andalucía tiene competencia exclusiva salvo en los planes de estudio. Esto significa que depende la Comunidad crear centros educativos, su organización, régimen e inspección, las becas, la evaluación o la formación del personal docente y las materias relativas a la cultura andaluza. Sin embargo, debe respetar y seguir el plan de estudio estatal propuesto por la LOMCE.

Es decir, la Junta es la encargada de crear y administrar colegios e institutos, ofrecer becas a sus alumnos, formar a su profesorado e incluir contenidos escolares y extraescolares sobre cultura andaluza –una visita guiada, por ejemplo–. Sin embargo, no puede decidir en cuanto a las materias impartidas o los ciclos formativos. Los contenidos de la EVAU (la antigua selectividad), por ejemplo, los establece la LOMCE, pero el examen lo organiza la Junta.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne