Aprendemos matemáticas, pero no a coser un botón: ¿nos enseña la escuela a ser adultos?

Hablamos con orientadores educativos sobre cómo los colegios deben prepararnos para la vida real

  • Comentar
  • Imprimir
Una clase en un instituto de secundaria de Madrid. Carlos Rosillo
Una clase en un instituto de secundaria de Madrid. Carlos Rosillo

¿Cuántos problemas de la vida adulta has deseado haber aprendido a resolver en el colegio? Ya lo decía en 2018 la etiqueta de Twitter #AsignaturasQueHacenFalta, que ironizaba sobre quienes pedían clases de nutrición, ajedrez o inteligencia emocional. Y también este popular tuit, que pedía más asignaturas en los institutos para aprender a hacer cosas de adultos. ¿Dónde se aprende a revisar un contrato de alquiler? ¿Y a entender una nómina? 

Entre las más de 600 respuestas que ha recibido este tuit de Bruno Martín, otros usuarios sugerían enseñanzas en: interpretar la factura de la luz, entender una nómina, cómo apuntarse al paro...

Tres materias nuevas llegarán a los colegios de Primaria de la Comunidad de Madrid en el curso 2019-2020 para intentar acercar a los alumnos a las labores de la vida adulta: Convivencia; Convivencia, Respeto y Tolerancia; y Creatividad y Emprendimiento.Están pensadas para "fomentar el respeto y la tolerancia; su iniciativa y capacidad de trabajo en equipo" según el Decreto aprobado en marzo para modificar el currículo de la Educación Primaria.

Una orden del Ministerio de Educación y Cultura de 1999 reguló programas de formación para la transición a la vida adulta en centros de Educación Especial, pero estas nuevas asingaturas intentan ampliar este tipo de educación a los centros públicos.

"La iniciativa de plantear aprendizajes que resuelvan problemas reales es buena. Aunque quizá crear nuevas asignaturas no sea la mejor solución: es mejor integrar esos conceptos en las asignaturas en las que ya existen (matemáticas, lengua, economía). La convivencia, la creatividad, los derechos humanos... deberían ser los elementos básicos de toda escuela e instituto", opina por teléfono el profesor Chema Lázaro, maestro de Educación Primaria y  Premio Nacional de Educación en 2013.

Crear asignaturas nuevas para preparar a los chicos a la vida adulta es para Lázaro un síntoma, más que una solución. "Quizá hay que plantearse qué se está haciendo en los planes de estudios para que todos esos conceptos no estén ya integados. La educación española está basada en contenido que no se aplica a la vida real. Para que los niños aprendan inteligencia emocional, tenemos que ponerles a trabajar en equipo en proyectos interdisciplinares, en los que apliquen lo aprendido en varias asignaturas", propone a Verne.

No se trata, por tanto, de crear más asignaturas, sino de incluir conceptos y tareas importantes para la vida adulta en asignaturas ya existentes. Y, ¿qué conceptos son esos que los jóvenes adultos hubieran querido aprender en el colegio e instituto? Hemos preguntado a los seguidores de Verne en nuestras redes sociales, y esto es lo que nos han contado:

  • Costura
  • Papeleo básico
  • Primeros auxilios
  • Alimentación real
  • Gestión bancaria
  • Mantenimento del hogar (colgar estanterías y cuadros)
  • A hacer la declaración de la Renta
  • Inteligencia emocional
  • Economía básica: pago de impuestos, revisar contratos, trámites en la seguridad social, planes de pensiones
  • Mecánica básica (cambiar una rueda, por ejemplo)
  • Electricidad doméstica (arreglar enchufes, pelar cables,)
  • Salud sexual
  • Preparar currículums
  • Feminismo
  • Derecho laboral
  • Contabilidad
  • Cómo se pide y gestiona una hipoteca
  • Cómo hacerse autónomo
  • Cocina
  • Fontanería básica
  • Cultivar
  • Consultar y leer el BOE

"Enseña menos, aprende más"

Las ideas que defiende Chema Lázaro son similares a la de otros sistemas educativos, como el de Singapur. El país asiático es líder del informe PISA, que evalúa cada tres años a través de varios exámenes el rendimiento de alumnos de 15 años en áreas temáticas clave.

Uno de los objetivos del sistema educativo de Singapur es priorizar la calidad de la educación en vez de la cantidad. Intenta centrarse en aspectos como la creatividad y el pensamiento crítico, en vez de hacerlo bien en los exámenes. Quieren que los alumnos sobresalgan en áreas académicas y no académicas. Esta idea se condensa en este eslogan Enseña menos, aprende más. Y les está funcionando.

El equipo de psicólogas y orientadoras educativas de Fundación CADAH de Cantabria, centrada en la educación infantil y en el déficit de atención en las aulas, considera que España está lejos del modelo de Singapur.

Fomentar la creatividad y el emprendimiento en los colegios españoles es necesario, porque "son materias generalmente poco valoradas e incompletas en su contenido por docentes, alumnado y familias", comentan por correo electrónico.

Las áreas que desde Fundación CADAH creen que deben reforzarse en Primaria son "la equidad, el respeto a la diversidad y la tolerancia cero ante los comportamientos agresivos". También proponen trabajar en otro aspecto que no son materias de estudio: "se necesita mejorar la comunicación entre alumnos, profesores y familias.

"Al menos, crear estas nuevas asignaturas es un paso y da pie a debate, pero lo que se necesita de verdas es más inversión en educación, para que haya menos alumnos por clase y los docentes puedan atender mejor la diversidad que encuentran en las aulas", asegura Chema Lázaro.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne