Contenido Patrocinado

Hay alguien en España que visita más bares que tú

Estos gráficos resumen tus experiencias reciclando envases de vidrio

  • Comentar
  • Imprimir

Viajar en coche o en bus para ir al trabajo, organizar las vacaciones en el último momento o mentalizarte para ir a esa boda a la que no te apetece nada ir... Son cosas a que, con más o menos frecuencia, a todos nos ocurren.

Reciclar envases de vidrio tiene más cosas en común con tu día a día de lo que piensas. A todos nos toca aguantar alguna vez al típico listillo que cree que el cambio climático es un bulo de WhatsApp o nos planteamos bajar la basura en pijama. Pero también tiene muchas ventajas. Hemos resumido la experiencia de reciclar en varios gráficos echándole un poco de humor e ironía para celebrar que el año pasado España batió su récord. Se recicló un 9% más, el mayor incremento de la última década.

Pues sí, te pasas mucho tiempo en el sofá pensando en que tienes que reciclar las botellas de vidrio que se amontonan en la cocina. Más que en bajar al contenedor que está al lado de tu casa. Se tarda literalmente cinco minutos. Es una cuestión de prioridades, pero no son incompatibles. ¿Tú sabes la de energía que se ahorra en el proceso de reciclaje?

Solo con llevar al contenedor verde tres botellas de vidrio, durante su reciclaje, se ahorra la energía suficiente para ver 478 películas en tu tableta tirado en la cama o en el sofá. Aunque te des mucha prisa, eso es toda una vida. Ahora imagina todo lo que se recicló el año pasado, más de 890.000 toneladas... Esto ha permitido ahorrar la energía equivalente al consumo eléctrico de la ciudad de Madrid durante tres meses.

Cumplir años no nos previene a la hora de cometer errores; solo cambia la forma en que metemos la pata. Esto nos pasa porque todos tenemos tendencia a reutilizar cosas, ya sea una relación pasada o un traje de hace años que ya no nos cabe. Hay veces que es mejor llevar esas cosas a un contendor y reciclarlas.

En el caso de los envases de vidrio, son 840.361 toneladas las que se han reciclado a través de contenedores verdes en 2018 en España. Esos envases tienen infinitas vidas. Con ellos no cometes errores. ¿Puedes decir eso de tus exparejas y de tus prendas de vestir? Pues eso.

¿Que el cambio climático no existe? Si hasta los niños de Primaria estudian sus efectos en la escuela. Teniendo en cuenta que lo provoca el exceso de concentración de CO2 en la atmósfera, una forma de luchar contra él es, precisamente, evitar su emisión. El reciclaje de envases de vidrio en España durante 2018 ha ahorrado 518.514 toneladas de este gas. Equivale a dar la vuelta el mundo en avión 127 veces.

No, reciclar no destruye puestos de trabajo. Incluso tiene el potencial de crearlos. Por ejemplo, 7.860 personas están empleadas de forma directa o indirecta para completar el proceso de reciclaje de envases de vidrio. Así lo calcula un estudio de la Universidad de Málaga, la Universidad Carlos III de Madrid y Par Tres Egabrense.

Los residuos de envases de vidrio tampoco se mezclan en el camión porque es el único material que viaja en él y se transportan directamente a la planta de tratamiento para convertirse en nueva materia prima.

Si con todo lo anterior, sigue habiendo alguien que diga lo contrario, puedes tirar de datos contundentes. Con todos los envases de vidrio reciclados en 2018 en España, se lograron ahorrar más de un millón de toneladas de materias primas. La cifra es tan alta que no nos hacemos una idea real, así que pongamos un ejemplo: es el peso de 107 torres Eiffel.

No te empeñes. No es lo mismo. Los objetos de cerámica y porcelana tienen una composición distinta y no se reciclan a través del contenedor verde. Lo mismo ocurre con el cristal que contiene elementos con distinta composición. Y las tapas y tapones están hechos de materiales como acero y aluminio y, por tanto, van al contenedor amarillo. Los jarabes, aunque vengan en envases de vidrio, contienen restos de medicamentos y deben depositarse en el punto SIGRE de las farmacias.

En España hay 225.000 contenedores verdes para envases de vidrio como el de este gráfico; tocamos a uno por cada 208 habitantes. Mejor llenarlos solo de vidrio.

Cuando sales con tus amigos un fin de semana, intentas pasar por tantos bares como puedes, para qué engañarnos. Una caña aquí, un vino allá y al final te lías de copas. Por muy bien que te lo montes, jamás vas a alcanzar la cifra de los que visita Ecovidrio a diario: 100 bares y restaurantes.

Dado, que el sector de la hostelería general el 50% de los envases de vidrio de un solo uso, la entidad recorre los establecimientos hosteleros de todo el país para conocer sus necesidades. También instala contenedores adaptados, entrega cubos especiales para transportar los envases de vidrio y hasta los recogen ‘puerta a puerta’ en los cascos históricos de las ciudades. No es mal plan si se quiere concienciar sobre la importancia de reciclar los envases de vidrio.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne