La historia del selfi con ‘Ndeze’ y ‘Ndakasi’, dos gorilas huérfanas que posan con su cuidador

"Siempre están pendientes de nosotros", dice a 'Verne' el autor de la imagen y guarda del Parque Nacional Virunga

  • Comentar
  • Imprimir

Por muchos selfis que tengas en tu móvil, es difícil que alguno sea mejor que este.

Las gorilas Ndeze (izquierda) y Ndakasi (derecha) posan junto a Mathieu. Al fondo, su compañero Patrick. Cortesía de Mahieu Shamavu

Las protagonistas son las gorilas de 12 años Ndeze (izquierda) y Ndakasi (derecha). "Cuando vi cómo había salido la foto me alegré mucho", cuenta a Verne por correo electrónico el autor del selfi, la persona que aparece en primer plano. Es Mathieu Shamavu, uno de los guardas forestales del Parque Nacional Virunga, en el este de la República Democrática del Congo. Al fondo se puede ver a su compañero Patrick Sadiki.

Como era de esperar, la imagen ha circulado muchísimo por redes sociales, tanto en Twitter como en Facebook. "No me sorprende. Entre estos animales se dan muchos milagros como este. Tienes que vivir con ellos para entenderlo", añade Shamavu, que hizo el selfi con su móvil el 18 de abril. Asegura que les llamó por sus nombres y enseguida miraron hacia el teléfono: "Siempre están pendientes de nosotros". En una entrada de la página oficial de Facebook del Parque Nacional Virunga, aseguran que estos animales siempre actúan de "forma descarada".

Ndeze y Ndakasi viven en el Centro Senkwekwe, un espacio del parque destinado a criar a gorilas huérfanos. Por eso se ve una valla en la parte izquierda de la imagen. Estas dos gorilas fueron rescatadas a los pocos meses de edad en 2007, después de que cazadores furtivos matasen a sus padres. "Conozco a estas gorilas desde hace mucho tiempo. Como se han criado en nuestro santuario, consideran a los guardias como su familia. Para nosotros no es peligroso, pero no todo el mundo se puede acercar tanto", añade Shamavu. Con Ndeze y Ndakasi viven otros dos gorilas de ocho y cuatro años.

El guarda forestal asegura que no es habitual que los gorilas se mantengan tan erguidos sobre dos patas, pero tuvo "suerte" al captar esa postura en su imagen. Son gorilas de montaña, una especie que vive, principalmente, en el este de República Democrática del Congo. Según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, los gorilas de montaña están en peligro de extinción. Solo quedan 600 gorilas como Ndeze y Ndakasi en libertad. De todos ellos, un 25% vive en el Parque Nacional Virunga.

Una de sus mayores amenazas son los cazadores furtivos, precisamente los responsables de que estas dos gorilas se quedaran huérfanas. Y no solo están amenazados los animales: cinco guardas del Parque Nacional Virunga fueron asesinados por cazadores furtivos en 2018. Desde 1996 más de 130 guardas del parque han sido asesinados por estos cazadores clandestinos, a veces relacionados con grupos de milicianos enfrentados al Gobierno. Esta zona de la República Democrática del Congo es una de las más conflictivas del país.

Selfis con animales

Los autorretratos en los que los animales miran directamente a la cámara son un clásico de las redes sociales. Es muy normal que se difundan de forma masiva. El mejor ejemplo es el del macaco Naruto. En 2011, este primate indonesio pulsó el botón de la cámara que un fotógrafo había dejado en el suelo. Y se hizo la foto a sí mismo. El dueño del aparato, el fotógrafo David Slater, consiguió que la justicia estadounidense le reconociense los derechos de autor de la imagen, después de que estuvieran en cuestión por el hecho de que el animal pulsase el botón de la cámara.

El fotógrafo David Slater junto al selfi que se sacó 'Naruto'. Thomas Gaffney (Caters news)

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne