Siempre nos quedará la ficción

  • Comentar
  • Imprimir

(Esta newsletter ha sido elaborada por Anabel Bueno @aibueno, Pablo Cantó @pablonnegut, Héctor Llanos @HLMartinez2010 y Jaime Rubio @Jaimerubio).

Es posible que cuando recibas esta carta ni siquiera hayas ido a votar todavía, pero nosotras ya podemos adelantarte alguna cosa de los resultados: esta noche, tras el recuento, no habrá una mujer presidenta. No hace falta ni mirar las encuestas a pie de urna para saberlo. Con mirar la imagen de las trabajadoras limpiando el plató antes del debate de los cuatro candidatos hombres de los principales partidos bastaba.

De los 193 países que hay en el mundo, solo 20 están gobernados por mujeres. En Verne hasta los tenemos mapeados (a octubre de 2018). Mira:

Haz clic en la imagen para ir al listado completo de jefas de Estado o de Gobierno.

Aunque la situación puede cambiar después de que contemos votos esta noche, el Gobierno de Pedro Sánchez ha sido el primero en nuestro país con mayoría de mujeres ministras: once, frente a seis hombres. Aun así, tendremos que esperar hasta los próximos comicios para entrar en la corta lista de países con mujeres al frente del Gobierno. Ya que esta noche no veremos a ninguna presidenta electa asomarse a un balcón para celebrar su triunfo, hemos seleccionado algunas películas y series donde las mujeres son las jefazas, para desquitarnos y por si quieres hacer jornada de votación, vermut y sofá.

Borgen. Aunque se estrenó en 2010, cuenta muchas cosas que nos resultan cercanas en la política española actual. La gran variedad de partidos que participan en las elecciones danesas hace que lograr la mayoría absoluta sea casi imposible y que los distintos grupos estén condenados a entenderse para formar gobierno. Lo que no ocurre en España y sí en esta serie es que una mujer, Birgitte Nyborg, esté al mando de ese batiburrillo. A lo largo de 30 capítulos divididos en tres temporadas, la protagonista se enfrenta a crisis políticas bastante pegadas a la realidad. Y también familiares. Porque Nyborg, además de lidiar con el papel de su país en la guerra de Afganistán, problemas medioambientales y conflictos diplomáticos, tiene que conciliar su vida familiar como esposa y madre de dos hijos. La serie no escatima a la hora de mostrar el precio que tiene que pagar por ser mujer en un cargo de alta responsabilidad.

Sufragistas. Que las mujeres podamos votar no es algo que surgiera de la nada. En España lo hicimos por primera vez hace 85 años. Y llegar a ello no fue en camino sencillo. Esta película nos enseña todo lo que pelearon las sufragistas inglesas antes de la Primera Guerra Mundial. No fue una lucha fácil, y para los que dicen que "para feministas, las de antes", deberían ver cómo se las gastaron estas mujeres de principios de siglo XX hasta que lo consiguieron, a pesar de los arrestos, acorralamientos, encarcelamientos e incluso muertes.

Veep. En HBO arrancó hace unas semanas la séptima y última temporada de Veep, que se centra en la carrera política de la vicepresidenta de Estados Unidos, interpretada por Julia Louis-Dreyfus, y su equipo cercano. Este equipo, con su jefa incluida, está lleno de personas preocupadas solo por su carrera, cínicas, en ocasiones amargadas y muy a menudo inútiles. No son una excepción: no parece haber nadie en Washington que se salve. A pesar de que podría parecer un punto de partida descorazonador, se trata de una de las comedias que arranca más carcajadas por episodio. Y a menudo consigue demostrar que se puede hacer humor con cualquier tema: en esta nueva temporada hay incluso momentos de humor magistrales sobre el #MeToo y sobre tiroteos en escuelas. Hay que ser muy buen guionista para que eso te salga tan bien. La serie es de Armando Ianucci, que ya creó en 2005 The Thick Of It, otra serie de la BBC que también satirizaba el trabajo del Gobierno (en este caso, el británico).

Mujeres y Poder: un manifiesto (Mary Beard). Esta catedrática de la Universidad de Cambridge conocida especialmente por su estupenda historia de Roma, SPQR, es autora también de Mujeres y poder, un breve volumen basado en dos conferencias sobre cómo se ha silenciado a las mujeres en la cultura occidental. Por ejemplo, recuerda que el momento en el que Perseo corta la cabeza de Medusa, una escena que simboliza la percepción de la necesidad de atajar "los peligros destructivos que representaba la mera posibilidad del poder femenino". El símbolo sigue usándose hoy en día: hay montajes que muestran la cara de Hillary Clinton y de Angela Merkel sobre la Medusa de Caravaggio.

Mad Max. Vale, el futuro que muestra Mad Max Fury Road no pinta muy bien para nadie: es una distopía en la que el planeta tierra es un erial y la gasolina se ha convertido en uno de los bienes más preciados. Y hasta con esas, la capitana de guerra Imperator Furiosa consigue derribar al tirano de una ciudad-estado y colocar a un grupo de mujeres en el poder. Hasta en una sociedad postapocalíptica consiguen lo que no se ha hecho en España todavía.

ESTOS DÍAS, ME HA GUSTADO MUCHO LEER

1. Tus reivindicaciones a 9,99 €: cómo las empresas se han apuntado al feminismo (Verne). No es nuevo que eslóganes y referentes de las luchas sociales acaben convertidos en bienes de consumo. El feminismo no ha sido una excepción. Alrededor de esto se crea un debate en torno a si son útiles para amplificar los mensajes del feminismo o simplemente otra herramienta más de estas empresas para hacer dinero.

2. Pajuelas (Pikara Magazine, en castellano y catalán). Un cómic breve sobre cómo una pareja de lesbianas intenta quedarse embarazada mediante reproducción asistida.

3. Las compositoras rompen el silencio (El País). Cuatro décadas de estudios de musicología feminista: un movimiento crítico y académico para rescatar del olvido a las compositoras y sus obras, y reivindicar su presencia en la programación de conciertos de música clásica. (¡Al final del artículo hay una playlist de Spotify con música de algunas de estas mujeres!).

4. En los documentales sobre asesinos: ¿dónde están las víctimas? (Slate France, en francés). Se han puesto bastante de moda este tipo de docus true crime en los que la figura del asesino en serie se cubre de un halo de casi misticismo en el que se muestra al criminal siniestro pero fascinante. Ocurre algo con este tipo de documentales: se habla muy poco de las víctimas y del sufrimiento y el trauma que acarreó su muerte a todo su entorno.

ESTO HAY QUE VERLO

Por si fueran pocas las recomendaciones de series de hoy, aquí va otra. Este viernes se ha celebrado el Día de la Visibilidad Lésbica. Coincidiendo con ese día en HBO se ha estrenado esta semana Gentleman Jack, una serie basada en la vida de Anne Lister. Esta lesbiana de principios de siglo de XIX no solo no ocultó su orientación sexual: se llegó a casar por la iglesia con otra mujer en 1834. Su vida es realmente interesante.

*************

Al igual que las muñecas rusas esconden otras muñecas dentro, nuestra newsletter lleva en su interior historias de mujeres reales y diversas, debates, actividades y recomendaciones de lectura. La Matяioska es la newsletter quincenal de Verne en la que compartimos contigo temas sobre feminismo y mujer.

Si ya recibes La Carta de Verne, recibirás automáticamente La Matяioska. Si quieres suscribirte, puedes hacerlo a través de este enlace. Y si quieres cambiar tus suscripciones a las newsletters de EL PAÍS, puedes hacerlo desde aquí.Si nos quieres contar algo, decirnos qué te ha parecido nuestra carta o hacernos una sugerencia, puedes escribirnos a lamatrioska@verne.es. Y si quieres llamarnos feminazis, pincha aquí.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne