De San Gregorio a Tulyehualco: los barrios de Xochimilco que retrata ‘Chicuarotes’

La nueva película de Gael García Bernal se desarrolla en esta alcaldía al sur de Ciudad de México

  • Comentar
  • Imprimir

Xochimilco es un lugar famoso por sus trajineras, su vegetación y por ser el hogar de los ajolotes mexicanos. Pero esta alcaldía es mucho más que eso: sus barrios son el lugar donde se desarrolla Chicuarotes, la nueva película de Gael García Bernal que se estrena este jueves en cines de México.

Augusto Mendoza, guionista de Chicuarotes, explica a Verne que el título de esta obra corresponde a cómo se le llama a los habitantes de San Gregorio, uno de los pueblos de Xochimilco donde viven El Cagalera y El Moloteco, los protagonistas. “Yo soy chiquihuitero, de Tulyehualco y la película cuenta muchas historias que escuché cuando crecí ahí”, relata Mendoza. “Los payasos que asaltan un microbús es una historia que me contó un primo”, recuerda.

¿Pero qué significa la palabra Chicuarotes? Según Mendoza hay dos posibles teorías de por qué a los habitantes del barrio de San Gregorio se les denomina de esta forma. “Dicen que hay un chile que se llama chicuarote y que se cultiva en el barrio”, refiere. La otra indica que viene de la palabra de origen náhuatl chicuace que significa seis y que se usaba también para denominar a quienes nacían con más de cinco dedos. “Decían que en el barrio había muchas personas así”, cuenta el guionista.

La alcaldía de Xochimilco fue declarada como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1987 gracias a sus redes de canales e islas artificiales. “San Gregorio es un lugar especial: hay un lago con chinampas donde las personas producen vegetales y viven de ello”, dice Mendoza. Aunque el área vegetal es cada vez más escasa en la alcaldía. Un estudio de la UAM señala que en 20 años el área rural de estos barrios disminuyó en un 40%, aumentando la cantidad de edificios y asfaltos donde antes había campos. 

Pese a ser un lugar extraordinario, Mendoza cree que se conoce poco de estos barrios. “Tienen los problemas de un pueblo y también los de la ciudad”, dice. “Y tiene anécdotas muy interesantes”. Mendoza cuenta que en 2001, el subcomandante Galeano (quien ha participado en otras actividades con el director de Chicuarotes), reveló que vivió en San Gregorio en su juventud.

Según ha dicho el propio Gael García, se trata de una historia que retrata la violencia de un lugar “de donde todo mundo intenta escapar como sea”. Mendoza es originario de Tulyehualco, un barrio vecino de San Gregorio, donde el guionista escuchó buena parte de las cosas que relata en Chicuarotes. “Cuando lo escribí estaba muy enojado, me sentía como los personajes: jóvenes que buscan cosas y les faltan oportunidades”, dice.

El guion de esta película fue escrito hace dieciséis años y empezó a rodarse poco después de los sismos de 2017 y fue justo el barrio de los chicuarotes el que más daños materiales tuvo. “Evaluamos mucho retrasar el rodaje”, recuerda Mendoza. “Xochimilco tiene muchos problemas, pero es un lugar muy especial”, finaliza.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne