Los prismas basálticos de Hidalgo y otras 7 maravillas geológicas de México

Son resultado de la actividad volcánica y tectónica de millones de años

  • Comentar
  • Imprimir

México es un país rico en paisajes. Desde los desiertos en el norte, las montañas cubiertas de bosques y los volcanes, las playas y las selvas que albergan peñascos y acantilados. Todos ellos encierran una diversidad geológica producto de una gran actividad en el territorio mexicano que inició hace millones de años y que hoy día sigue generando cambios.

Elisa Fitz Díaz, investigadora del Instituto de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México, explica en entrevista con Verne que la riqueza geológica de México es única. “Nuestro país tiene una geología compleja, diversa y muy interesante porque tiene una ubicación geográfica clave al sur de Norteamérica y ha sido testigo de varias interacciones entre la placa norteamericana y otros núcleos continentales”, comenta.

Mientras existen sitios de difícil acceso, muchos de ellos son parte de un patrimonio que debe ser cuidado por las personas cuando los visitan. “El valor de esos lugares reside en su belleza, su significado histórico para una región y los datos que nos pueden aportar”, indica. “Tenemos el derecho de visitarlos, pero también la responsabilidad de cuidarlos sin dejar ninguna huella más que la de los zapatos”, señala la especialista.

Con ayuda de la investigadora hemos elaborado una lista de ocho sitios que se pueden visitar y que muestran la diversidad geológica de nuestro país.

1. El volcán Paricutín

Ubicado en el Estado de Michoacán, nació entre un maizal el 20 de febrero de 1943 a las 16:30 horas, entre el expoblado de San Juan Parangaricutiro y Angahuan. “Es una muestra de una actividad volcánica reciente”, dice Fitz. La lava que expulsó recorrió diez kilómetros y sepultó dos pueblos. Hoy es posible apreciar algunas de las construcciones del pueblo de Paricutín, de donde retomó su nombre.

Getty.
Getty.

2. El Parque Los Azufres

Es un parque nacional en Michoacán que toma su nombre de las aguas azufrosas producto de la actividad volcánica. “Está ubicado justo encima de la Faja Volcánica Transmexicana”, dice Fitz. Está rodeado de bosque que dan refugio en invierno a millones de ejemplares de la mariposa monarca.

Flickr
Flickr

3. Las grutas de Cacahuamilpa

Es la caverna más conocida, estudiada y visitada del país. Ubicadas en el Estado de Guerrero, están conformadas de piedra caliza en un sistema de cuevas compuesto de dos niveles separados por un centenar de metros de altura. Fue descubierta a inicios del siglo XIX y desde entonces es frecuentada por miles de turistas.

Getty.
Getty

4. El Nevado de Toluca

También conocido como Xinantécatl, este volcán activo con varias capas de lava endurecidas que forman su composición. Ubicado en el Estado de México, tiene un cráter ocupado por dos lagunas de agua potable separadas por un estrato de lava. “Su formación natural le da un paisaje admirable”, dice Fitz.

Getty.
Getty

5. Las Barrancas del Cobre

Ubicado en la Sierra Tarahumara en el Estado de Chihuahua, al norte de México, las Barrancas del Cobre toman su nombre debido al tono cobrizo que tienen sus paredes. Este sistema de cañones también alberga varias cascadas sobre una extensión de más de 60.00 kilómetros. Se puede visitar a través del tren Chihuahua - Pacífico, mejor conocido como “El Chepe”.

Getty.
Getty

6. El sistema Hierve el agua

Se trata de un sistema de cascadas petrificadas por su alto contenido de minerales en el Estado de Oaxaca. Sus estructuras, conocidas como “Cascadas de sal”, están hechas de agua sobresaturada de carbonato de calcio, formando grandes estalactitas similares a las que se observan en algunas cavernas.

Getty
Getty

7. Los prismas basálticos

Estas estructuras de piedra se ubican en el Geoparque de la Comarca Minera, en el Estado de Hidalgo. Estos prismas son los más altos del mundo con una altura de 40 metros de altura. “son evidencia de la transformación de las rocas producto de la actividad volcánica”, explica Fitz. La especialista señala que adquieren esta forma debido a una forma eficiente de enfriamiento. “Cuando se derrama lava y entra en contacto con la superficie se compacta en forma de hexágono y se contrae hacia abajo, por eso tienen esa forma de tubo”, indica.

Sofía Arredondo
Secretaría de Turismo

8. La laguna de Alchichica

Ubicado en el Estado de Puebla, es un maar, es decir, un cráter que se ubica por debajo del nivel del suelo y donde se da acumulación de agua con altos niveles de minerales. El término maar procede de la región del Eifel (Alemania), donde se ubican varias lagunas formadas en cráteres.

Getty

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne