'Flying Free': el éxito de la música 'mákina' que suena en bodas y verbenas cumple 20 años

Marian Dacal y Dj Ruboy cuentan cómo fue la creación del mayor éxito de la discoteca Pont Aeri

  • Comentar
  • Imprimir
Imagen promocional de una sesión de Pont Aeri en el Liceo de Bacerlona.
Imagen promocional de una sesión de Pont Aeri en el Liceo de Bacerlona.

La discoteca Pont Aeri, uno de los templos de la música mákina catalana, abrió sus puertas en 1992. Este dato es de sobra conocido para todo aquel que haya escuchado su canción más famosa: Flying Free. Este tema, convertido en todo un himno del género en particular y de las fiestas españolas en general, empieza así:

Desde 1992 hay un club que está haciendo historia. Siete años después, en 1999, sigue pegando… ¡Pont Aeri!

Nadie podía apostar en 1999 que un tema de música mákina de casi siete minutos, concebido para ser pinchado en Pont Aeri, acabaría sonando en bodas, comuniones, verbenas y fiestas remember de cualquier estilo 20 años después. Flying Free lo consiguió. “Es un éxito garantizado, da igual que actúe en una discoteca, en una plaza o un bar. Flying Free me da una seguridad tremenda porque sé que la gente, sea como sea y tenga la edad que tenga, se va a venir arriba”, cuenta a Verne por teléfono Marian Dacal, cantante del tema.

Feeeeel the eeeeeectasyyyyy🎶.

DJ Skudero (Marc Scudero) es uno de los padres de Flying Free y de la discografía de Pont Aeri. Este dj, hijo del fundador de la discoteca, Ramón Escudero, comenzó a pinchar en la sala a partir de 1994 y, poco después, comenzaría hacerlo también su hermano, Xavi Metralla. “Acceden a esta plaza después de pasar por casi todos los puestos de trabajo de una discoteca: guardarropa, office, camarero…”, cuenta Ramón Escudero en su detallada Historia de Pont Aeri, publicada originalmente en el foro Makimanía (todavía activo hoy en día) y recopilada después en un blog.

En ese mismo foro, Skudero y Xavi Metralla escribirían también la historia de Flying Free cuando el tema cumplía 10 años. Después de publicar tres discos con el nombre de la discoteca (Pont Aeri vol.1, vol.2 y vol.3), los hermanos Escudero pensaron en darle una vuelta de tuerca al proyecto para el cuarto volumen. Un tema que se pudiera pinchar en Pont Aeri, pero que también interesara a las emisoras nacionales. Ese tema se llamaría Flying Free.

La voz y la instrumental de Flying Free

Para Flying Free, los hermanos Escudero contaron con Dj Ruboy (Rubén Moreno), otro de los dj más populares de finales de los noventa y principios de este siglo. "La premisa fue hacerlo comercial y eso no era fácil, ya que la música maquina en aquella época solamente sonaba en programas especializados", cuenta a Verne Rubén Moreno. "Lo comercial convencional no barajaba el frenesí de la música mákina".

Dj Ruboy y los hermanos Escudero junto al Dj Gerard Requena el el programa musical de RTVE 'Música Sí'.

Para esta canción, los hermanos Escudero contaron con otra novedad que marcaría la diferencia: por primera vez, uno de los temas de Pont Aeri tendría letra y voz, la de Marian Dacal. "Personalmente nunca creí que Flying Free tendría el éxito que ha conseguido", cuenta DJ Ruboy. "Y en parte la interpretación de Marian fue el secreto del éxito".

Marian Dacal comenzó a cantar en proyectos de electrónica tras el éxito de Scanners.

Marian Dacal nació y creció en el Reino Unido y, con 16 años, se trasladó a Barcelona, donde comenzó su carrera musical. Con los hermanos Ten (productores después de los primeros discos de Operación Triunfo) puso la voz en el grupo de dance Scanners y, a raíz de esa colaboración, muchos productores se pusieron en contacto con ella. Entre ellos, Skudero, que quería contar con ella para el nuevo single de Pont Aeri.

"Fui a grabar Flying Free súper enferma", recuerda Dacal. "Si escuchas la voz de la canción, ¿no te da la sensación de que tengo un tonillo como de azafata?". Dacal reconoce que su primera impresión de la canción no fue buena: "Cuando canté por primera vez sobre lo que había producido Ruboy, con mi voz de enferma y sin los arreglos, no me gustó nada", cuenta. Los primeros meses de vida de la canción parecieron darle la razón. "Al principio parecía que iba a pasar sin pena ni gloria, pero poco después la cosa cambió, a lo grande".

"De repente, en octubre empezamos a notar que la canción se pinchaba", cuenta Skudero en una entrevista a GQ. "Pero en noviembre el número de pedidos del disco nos desbordó. Aquello era un pepino y no sabíamos por qué había empezado a demandarse tanto, de repente". Esa Navidad, estaba en todos los recopilatorios de éxitos.

Aunque Pont Aeri cerró sus puertas en 2012, los hermanos Escudero y otros dj que pasaron por la discoteca siguen actuando bajo el sello Pont Aeri en festivales de electrónica y fiestas remember. Marian Dacal no vive actualmente de la música –trabaja en una clínica estética de lunes a viernes– pero también sigue actuando. Flying Free sigue siendo su gran éxito. "De todas las canciones que he cantado no es la que más me gusta, pero es indudable que es la que más ha triunfado", cuenta. "No sé lo que va a durar esta nueva moda del remember, pero es increíble que haya chavales de 16 años que se la sepan y la bailen en los conciertos. A mí me da una alegría absoluta".

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne