La historia tras la fotografía de la repartidora que carga con su bebé

La 'rider' ha aclarado que iba de camino a la guardería cuando tomaron la foto y que no estaba trabajando con su niña

  • Comentar
  • Imprimir

Con una mochila para transportar comida colgando de la espalda y un bebé colgando del pecho. Así aparece una joven rider  en una fotografía tomada en Buenos Aires, Argentina, que se ha popularizado en redes sociales desde este 3 de octubre. La imagen ha aparecido en decenas de publicaciones que se han compartido miles de veces en Facebook y Twitter y, para muchos de los que la han publicado, refleja la precarización del trabajo en la sociedad actual. Muchos de estos post apuntaban a que la repartidora estaba trabajando mientras cargaba con su hijo, pero tanto el fotógrafo como la propia trabajadora lo han desmentido.

Desde que el fotógrafo argentino Juan Quiles tomó la fotografía hasta que comenzó a difundirse de forma masiva apenas han transcurrido 24 horas. Según ha explicado este fotógrafo a Reverso, un proyecto periodístico colectivo de diferentes medios latinoamericanos contra desinformación, tomó la fotografía el 3 de octubre “casi como instinto” cuando se topó con la repartidora.

Quiles publicó la imagen en su Facebook ese mismo día, donde se ha compartido más de 1.000 veces en menos de 24 horas. Nada comparado con las decenas de miles de compartidos que  alcanzaron otras publicaciones que utilizaron la foto, muchas de ellas sin pixelar. “No pensé que iba a pasar esto”, reconoce. En la mayoría de estos post y en sus comentarios, además, dan por hecho que la rider estaba repartiendo con el bebé, y la acusan de temeraria o irresponsable. “Quiero que quede claro que nunca la vi montada en bicicleta con el bebé, si lo hubiese visto hubiese hecho esa foto, sin dudas”, aclara el fotógrafo.

Reverso también ha logrado hablar con la repartidora, una emigrante venezolana en Argentina que ha preferido no revelar su nombre por temor a perder su empleo. “Me da miedo que esto me pueda perjudicar en algo”, cuenta. “Este [trabajo] es lo poquito que puedo agarrar para mantener a mi bebé”.

La repartidora ha aclarado que no va a trabajar con la niña y que Quiles tomó la fotografía sin que ella se diera cuenta. “Llevo a mi hija al jardín [la guardería] y luego de ahí salgo a trabajar”, cuenta a Reverso. “En ese momento, un señor me toma la foto. Me pilló desprevenida, no sabía que me la estaba tomando a mí. Yo llevo mi bici en la mano y llevo a mi hija conmigo, pero no me monto en ningún momento en la bici”.

PedidosYa, la empresa para la que trabaja la rider, es una compañía de reparto de comida que opera en diferentes países de latinoamérica como Argentina, Bolivia, Chile o Colombia. Al igual que ocurre con servicios similares que operan en España como Deliveroo o Glovo, muchos de sus trabajadores llevan meses protestando por la regularización de su situación laboral. En España, muchos de estos riders trabajan como autónomos, sin sueldo fijo, lo que les obliga en ocasiones a salir a repartir en condiciones de riesgo.

El pasado septiembre, en Verne contamos la situación de muchos de estos trabajadores en España durante los días de lluvia. Solo cobran por pedidos completados, no por las horas que se pasen en la carretera. Si se quedan en casa debido a las malas condiciones del tiempo o de las carreteras, ese día no ganan dinero y, además, la aplicación le penaliza asignando menos pedidos en el futuro.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne