Los partidos suspenden educación sexual: apenas hay propuestas en los programas del 10-N

El PSOE lo mencionaba en abril pero no ahora y PP y Ciudadanos ni lo nombran

  • Comentar
  • Imprimir
educacion sexual
Los programas de Podemos, Izquierda Unida y Más País incluyen referencias concretas a la educación sexual. Getty Images

La Federación Española de Sociedades de Sexología (FEES) ha lanzado el hashtag en redes sociales #AsignaturaPendiente para reclamar una educación sexual integral en los centros educativos. Proponen una asignatura que informe de aspectos físicos, cognitivos, sociales, emocionales, culturales, así como de contracepción y prevención de ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual). Su objetivo es dotar de habilidades para construir relaciones igualitarias, previniendo abusos sexuales y violencia, y contribuir a la creación de un clima social tolerante, abierto, respetuoso con la sexualidad.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de #AsignaturaPendiente (@la_asignatura) el

Desde hace tiempo, los medios de comunicación se hacen eco de lo necesaria que es la educación sexual, teniendo en cuenta, entre otros motivos, los estudios que muestran las consecuencias del acceso de los jóvenes a la pornografía. Y muchas familias (aunque no todas) se muestran favorables a tratar la educación sexual en las aulas.

Con todo esto sobre la mesa, nos hemos preguntado qué prometen los partidos respecto a la educación sexual. De cara a las próximas elecciones generales del 10 de noviembre, ¿está presente en sus programas electorales?

De los principales partidos que se presentan a nivel nacional, PP y Ciudadanos no mencionan la educación sexual en sus programas. El PSOE hace una breve referencia al tema, mientras que Unidas Podemos, Más País y PACMA sí hablan de educación sexual integral y proponen llevar estos contenidos a las aulas. Vox también lo menciona brevemente, como veremos más adelante.

  • El programa del PSOE incluye una breve referencia al hablar de desarrollar “políticas activas para la prevención de embarazos no deseados, a través de campañas informativas a nivel general, y de forma específica, a través de programas educativos dirigidos a la juventud, acordados con las comunidades autónomas”. Pero la prevención es solo una parte de la educación sexual, que demanda una perspectiva más amplia.

    Es destacable que este partido ha eliminado este tema de sus propuestas respecto a las pasadas elecciones. Su programa electoral para las elecciones de abril sí incluía la incorporación de la educación afectivo-sexual en todas las etapas del currículo educativo, tanto para el fomento de la salud sexual y reproductiva como en cuestiones relativas a la igualdad y prevención de la violencia de género.
  • El programa electoral de Podemos hace una mención breve a la educación sexual dentro de las propuestas relativas a la libertad sexual: “Todas las personas tenemos derecho a no ser objeto de violencias sexuales, así como a no sufrir discriminación por nuestra orientación se­xual o por nuestra identidad sexual, identidad de género o expresión de género. Para garantizar este derecho, se pondrá un énfasis especial en la educación afectivo-sexual dentro del sistema educativo”.

    Izquierda Unida, integrada en el grupo parlamentario de Unidas Podemos, tiene programa electoral propio. Defiende la “implantación de un programa de educación afectivo-sexual obligatorio, en igualdad y con sensibilización a la diversidad sexual e identidad de género libre de estereotipos sexistas, LGTBIfóbicos y transfóbicos y por parte de profesorado especializado en enfoque de género”.
  • Más País-Equo aborda este tema en su programa específico en materia LGBTI. Además, añade el factor edad a su propuesta: “Incluiremos en el currículo de Educación Infantil, en el currículo básico de Educación Primaria y en el currículo básico de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato elementos transversales y contenidos académicos en torno a la diversidad afectivo-sexual, familiar, de género y de desarrollo sexual”.

    Al igual que Izquierda Unida, Más País menciona la necesidad de formar al profesorado en cuestiones de género y diversidad para que cuenten con los conocimientos necesarios para abordar la diversidad afectivo-sexual y de género y, también, para poder prevenir, abordar y gestionar casos de LGBTIfobia.
  • PACMA, por su parte, habla de desarrollar “planes de educación en los centros que den acceso a formación e información sobre la diversidad sexual, de género y familiar. Con un enfoque de la educación sexual no solo respecto a la prevención del embarazo y las enfermedades de transmisión sexual, sino también en su esfera emocional y afectiva”.

En contra de la educación sexual

En un sentido muy diferente se muestra se muestra VOX con su propuesta de “instaurar el PIN Parental y Autorización Expresa con objeto de que se necesite consentimiento expreso de los padres para cualquier actividad con contenidos de valores éticos, sociales, cívicos morales o sexuales”. Esta idea, que llevaba en su programa en pasadas elecciones, ya se está empezando a aplicar en algunas comunidades autónomas.

También hay familias que, preocupadas por el hecho de que se les inculquen determinados valores a sus hijos e hijas o que se les anime antes de tiempo a las prácticas eróticas, defienden que no se deben imponer estos contenidos en las aulas.

Para responder a estos temores, la UNESCO, en su documento Orientaciones técnicas internacionales sobre educación en sexualidad muestra los resultados de varios estudios de programas educativos en sexualidad y concluye que “la base de la evidencia para la eficacia de una educación en sexualidad en el ámbito educativo continúa creciendo y fortaleciéndose y muchas evaluaciones reportan conclusiones positivas sobre una serie de resultados”.

En concreto, y según el análisis de la UNESCO, la educación sexual integral contribuye a retrasar el inicio de las relaciones sexuales, a una menor frecuencia en las relaciones sexuales, a una menor cantidad de parejas sexuales, a menos comportamientos de riesgo y a un mayor uso de condones y de anticonceptivos.

A pesar de la clara evidencia de los beneficios de tratar estos contenidos de forma global, positiva y continuada a lo largo del currículum, la UNESCO añade que “pocos niños, niñas y jóvenes reciben una preparación para la vida que los capacite para asumir el control y tomar decisiones informadas acerca de su sexualidad y sus relaciones de manera libre y responsable”. Parece que sí, que tenemos una asignatura pendiente.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne