Un vuelo tan bajo que no hacía falta el wifi del avión: cómo tuitearon los pasajeros de Air Canada

La aeronave sobrevoló Madrid durante horas

  • Comentar
  • Imprimir
Varios instantes del vuelo de Air Canada grabados desde el avión
Varios instantes del vuelo de Air Canada grabados desde el avión

Algunos usuarios del vuelo Air Canada con destino a Toronto que había sufrido daños en una rueda y un motor este lunes compartieron en directo su experiencia a través de Twitter. Estuvieron casi cinco horas sobrevolando Madrid hasta que aterrizaron en torno a las siete de la tarde. Sus mensajes y los de otros viajeros fueron algunos de los recursos que nos permitieron estar enganchados durante una tarde al destino del vuelo AC837, junto a la información de la web Flight Radar que muestra el trayecto de los aviones en tiempo real. ¿Cómo pudieron comunicarse con el exterior?

"Aterrizaremos en una hora. Un neumático entró en el motor. Todavía tenemos otros neumáticos y un avión militar nos acaba de revisar para asegurarnos de que todo estaba bien".

El canadiense Aaron Cooper empezó a tuitear dentro del avión una hora antes de aterrizar. Aunque muchas aerolíneas ofrecen el uso del wifi (gratuito o de pago) en algunos de sus vuelos, su prometida, Leticia Martín, cuenta a Verne que él estuvo en contacto con su entorno a través de la tarifa de datos de su teléfono. "Podían enviar mensajes en tiempo real en ciertas zonas del recorrido que hicieron, debido a la baja altura a la que volaban", explica Martín a través de un mensaje.

El avión llegó a estar a 800 metros de altura, como se puede ver en algunas de las imágenes compartidas. De hecho, algunos de los pasajeros se dieron cuenta de que algo iba mal cuando desde la ventanilla del avión pudieron reconocer la Gran Vía de Madrid, contaba EL PAÍS poco después del aterrizaje.

Desde el Colegio Oficial de Ingenieros Aeronáuticos de España (COIAE) explican a Verne que, a esa altura inferior a los 1.000 metros, puede haber cobertura suficiente en los teléfonos como para utilizar internet sin necesidad de acceder al wifi del avión. "Volar a 10.000 metros es más seguro que a 1.000 metros, porque el piloto tiene más margen de maniobra si hay algún problema. Pero usar los datos de un teléfono no afecta más o menos al avión en función de la altura a la que vuele", explica por teléfono Alejandro Rubio, del grupo de expertos del COIAE. "Además, muchos aviones están equipados como para no necesitar el modo avión en ningún momento del vuelo, ni siquiera durante el despegue o el aterrizaje. Por eso es importante estar atento a las explicaciones de seguridad cada vez que iniciamos un vuelo. Cada avión es distinto y lo que sirve para uno no sirve para otro".

Como dice Rubio, en septiembre de 2014 la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) daba luz verde al uso de dispositivos electrónicos portátiles, como los libros electrónicos, los mp3 o las tablets, prescindiendo del modo avión durante todo el vuelo, incluso en las llamadas fases críticas, la de despegue y aterrizaje. En las aerolíneas españolas no se aplica esta posibilidad "por el elevado coste que suponen las mejoras técnicas que permitan prescindir del modo avión", explican a Verne desde la Escuela Aeronáutica CEUFP.

Usar la tarifa de datos de un teléfono móvil "puede generar algunos ruidos en las radios de pilotos y controladores. Son ruidos que son molestos, aunque no impiden la comunicación", cuenta Rubio, de COIAE.

En todo momento, los pasajeros del vuelo estuvieron informados y cuidados por la tripulación de Air Canada. El comandante y la tripulación les tranquilizaron asegurándoles que todo estaba bajo control y que la maniobra no comportaba ningún peligro porque estaban preparados para aterrizar sin una rueda y con un motor apagado, contaba al día siguiente EL PAÍS.

Aaron Cooper aprovechó uno de esos momentos con conexión para publicar algunos mensajes en redes sociales. La mayoría de imágenes las empezó a compartir desde instantes después de que el avión hubiera aterrizado. En una de ellas pueden verse los daños sufridos en el motor. En otra, muestra lo cerca que estuvo del avión el caza F-18 del Ejército español, que necesitaba verificar y evaluar los daños antes de iniciar el aterrizaje de emergencia.

"Es increíble lo cerca que volamos"

"Esto fue justo después de que escuchara la explosión inicial y viera el humo y el fuego"

El pasajero canadiense estaba tan tranquilo tras las explicaciones del piloto que aprovechó la atención que sus mensajes estaban recibiendo en la red social para felicitar de forma pública a su novia, Leticia Martín, del departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Zaragoza, por defender su tesis doctoral en Geología el viernes 31 de enero. Era la razón por la que estaba en España. Tras el accidentado viaje, intentó regresar a Canadá en otro vuelo, pero perdió la conexión en Ámsterdam y pasó la noche del miércoles en la ciudad neerlandesa.

Lo mismo ocurrió con Carlos Castañeda otro de los pasajeros del vuelo Air Canada. Empezó a compartir su experiencia a través de Twitter desde una hora antes de llegar a tierra. La maniobra más delicada, la del aterrizaje, la envió a la red social minutos después. Había abierto su cuenta en la red social enero de 2020 y, hasta ese momento, solo había publicado un mensaje unas semanas antes para quejarse de su aseguradora. Castañeda daba muestras de tranquilidad. La tripulación les mantenía informados de lo ocurrido y sabían que, a pesar de la tediosa maniobra, no corrían peligro. 

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne