“Si paro mis hijas no comen”, las mujeres que no pueden hacer huelga en México

Tres mujeres cuentan a Verne por qué el próximo 9 de marzo acudirán a sus trabajos

  • Comentar
  • Imprimir
Una mujer sostiene a un bebé durante una marcha
Una mujer sostiene a un bebé durante una marcha.

El 9 de marzo colectivos feministas han convocado un paro nacional de mujeres en México para protestar contra la violencia machista, donde cada día son asesinadas diez mujeres. El paro además quiere hacer notar el peso que ocupan las mujeres en la sociedad ya que son el 54% de la población, según datos del Instituto de Estadística y Geografía (INEGI).

¿Qué pasaría si todas las mexicanas no desempeñaran sus funciones? Las mujeres representan el 40% de la fuerza laboral del país y a ella se suman millones que realizan trabajos no remunerados o que trabajan en la informalidad como parte de la economía sumergida. Según datos oficiales, de nuevo, el trabajo no remunerado y de cuidados representa el 23% del PIB de México. ¿Qué pasa con aquellas mexicanas que no pueden o no quieren parar el día 9 de marzo? El campo, la maquila, el sector servicios y el comercio son algunos de los sectores con más presencia de mujeres.

Varias empresas que dijeron apoyar el paro de mujeres, en comunicados internos conminaron a sus trabajadoras a acudir el día 9 a trabajar y advirtieron que descontarán el sueldo del día a las que no se presenten en su puesto. Este es el caso de Televisión Azteca, denunciado a través de redes sociales por trabajadoras de la cadena y organizaciones a favor de los derechos de las mujeres.

Otro caso es el de las 2.930 sobrecargos de Aeroméxico y Aeromar quienes decidieron seguir trabajando el próximo lunes 9, según la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA). Las sobrecargos decidieron llevar como apoyo al paro durante todo el mes de marzo un distintivo y no servir ni bebidas ni comidas en los vuelos ese día.

Para las trabajadoras freelance, con empleos informales o trabajos no remunerados, vivir al día es la realidad de muchas de ellas. Carmen Mora, tiene 45 años y trabaja como conductora en una plataforma de transporte. Hace dos años se quedó viuda y de ella dependen sus dos hijas y su madre enferma. “Soy la cabeza de familia de mi casa. Si no trabajo mis hijas no comen”, cuenta Carmen desde la delegación Gustavo A. Madero (norte de la Ciudad de México).

“Quiero apoyar a este movimiento de mujeres porque estamos en riesgo. Yo manejo en la noche y sé que me arriesgo pero lo tengo que hacer porque en horas de escuela tengo que estar en mi casa para darles de comer y atender a mis hijas”, dice Mora, de 45 años.

A Elizabeth Lemus, profesora de Mercadotecnia en una escuela en Morelia (Michoacán) le gustaría parar porque “es el último acto que podemos hacer como mujeres. Ya hemos tratado de hacer notar de todas maneras lo que pasa cuando no estamos porque hay muchas muertes y nadie se ha dado cuenta de lo importante que es que no estemos”, dice a Verne a través del teléfono. Sin embargo, irá a trabajar porque le da miedo que haya represalias contra ella.

“Las alumnas de bachillerato donde trabajo fueron las que propusieron sumarse al paro el 9 de marzo. Creo que es importante, la próxima vez puedo ser yo o cualquiera de mis compañeras”, dice Lemus, de 31 años.

Karla López es la encargada de un negocio de abarrotes en un mercado del Estado de México. Dice que le gustaría parar pero que no puede permitírselo. “Estoy a cargo de este negocio y si cierro un solo día, pierdo mucho dinero. Aquí en la colonia nadie va a parar porque se ve muy mal que lo hagamos".

Karla dice que le gustaría unirse pero que de su trabajo depende su familia. “Imagínese, si la escuela de mis hijos para, yo no tengo ya a nadie que me ayude con mis hijos. Y vivo al día como para darme ese lujo”, dice López de 37 años.

Carmen Mora dice que como apoyo llevará todo el día un lazo de color morado en la solapa porque quiere un país mejor para sus hijas. “Me gustaría que hubiera más seguridad, conciencia y valores. Que nos respeten y valoren más a las mujeres. Yo les digo a mis hijas que no se dejen maltratar por nadie”, responde la conductora.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Entra en El País para participar

Lo más visto en Verne