Las tradiciones de Oaxaca, contadas en grafitis

Especies endémicas, trajes de tehuana y retratos de sus paisanos, convertidos en arte callejero

  • Comentar
  • Imprimir
El hiperrealismo de Irving Cano ha llegado a diversas entidades de México como Guanajuato, Puebla, Morelos y la Ciudad de México. Fotografía cortesía de Irving Cano.
El hiperrealismo de Irving Cano ha llegado a diversas entidades de México como Guanajuato, Puebla, Morelos y la Ciudad de México. Fotografía cortesía de Irving Cano.

Los pinceles y el aerosol le han sido de gran ayuda al licenciado en informática, Irving Cano, para rescatar las tradiciones de Oaxaca, estado de donde es originario. Especies endémicas del istmo de Tehuantepec, trajes de tehuana y rostros de sus paisanos son algunas de las temáticas que este grafitero ha pintado en muros de Oaxaca y de otras entidades de México. “Mi intención es presumir lo que tenemos en la región y rescatar nuestra cultura zapoteca. Quiero que la gente vea todo el folclor que tenemos en mi tierra”, cuenta el joven de 27 años a Verne vía telefónica

“Empecé cuando tenía 17 años, pero lo hacía de manera intermitente. Estaba enfocado a mi carrera y trabajé seis años en eso”, relata Cano. “Fue hasta hace cuatro años cuando comencé a dedicarme de lleno a la pintura. Quería sentirme libre y el aerosol me lo permitía”.

En un inicio, el estilo de Cano no era muy definido, solo le gustaba pintar piezas en tercera dimensión y figuras caricaturizadas. Sin embargo, con el tiempo, su técnica evolucionó hasta convertirse en lo que asegura es hiperrealismo (corriente artística que se basa en la reproducción fiel casi fotográfica de la realidad). “Es un estilo mixto porque ocupo aerosol y acrílico. Ahora los rostros y los cuerpos son mucho más definidos”, explica.

De México para Medio Oriente

En marzo de este año, el artista dominicano Elio Mercado contactó a Cano para invitarlo a ser parte de un equipo de artistas que viajarían al Medio Oriente a pintar un mural. El oaxaqueño aceptó y el 4 de junio viajó a Emiratos Árabes Unidos para pintar un muro de 600 metros de largo por 15 de alto en Abu Dabi, capital de ese país. En la obra, ubicada al sur de la ciudad se pueden apreciar camellos, halcones y residentes de Emiratos Árabes Unidos de distintas edades realizando sus actividades cotidianas.

De acuerdo con Cano, la realización del mural fue toda una experiencia, pues las condiciones para hacerlo fueron extremas. “Me di cuenta de lo que soy capaz. Fue realmente pesado trabajar en ese desierto. Teníamos que pintar a 46 o 50 grados centígrados y cargar cubetas de pintura en la arena. Terminábamos bañados en sudor”, relata.

Si no puedes ir a Abu Dabi, el trabajo de Cano se puede apreciar en Oaxaca, Puebla, Ciudad de México, Morelos y Guanajuato. A continuación, compartimos algunas de sus obras.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne