La lección de un conductor de Uber con debilidad auditiva a uno de sus pasajeros

"Hay que ser amables, pacientes y sobre todo incluyentes”

  • Comentar
  • Imprimir

Mario Alberto Miranda, arquitecto de 29 años, pidió un servicio de Uber, como muchas otras veces, el pasado 23 de septiembre. La única diferencia fue que en esta ocasión su conductor era José Guadalupe Vargas, un hombre de 58 años con debilidad auditiva. La experiencia lo conmovió tanto que el 26 de septiembre publicó la historia en Facebook. En dos días, la publicación ha acumulado más de 100.000 compartidos.

“Me subí y me empezó a hablar y yo le entendía todo, pero quería saber si de verdad me escuchaba y se lo preguntaba gritando”, comenta Miranda. “Entonces me miró por el retrovisor y me dijo que no, pero me explicó que podía leer mis labios y comunicarse con señas. Habla muy claro y abre bien la boca, me dijo. Así platicamos todo el trayecto”.

“No hay trabajos para personas como yo”

Miranda señala en su publicación: “Las personas no quieren que una persona con discapacidad los lleve. No tienen la paciencia”, dice el texto. “Me conmovió mucho porque pensé en mi papá pues él tiene más o menos su edad. Pensé en lo terrible debe ser que no te acepten o que te rechacen”.

A través de mensajes de Facebook, Vargas es más positivo y comenta a Verne que la cancelación de los viajes puede deberse a que la gente no está lista para su recorrido o que se les olvida llevar algo. “Otra razón podría ser que en verdad les da un ataque de nervios al ver que su chofer es discapacitado. Yo prefiero pensar en las otras dos”, explica. "La aplicación les da la opción de cancelar y es un derecho inalienable de las personas. No voy a llorar, prefiero trabajar”.

Vargas detalla que hasta hace quince días no tenía ni para comer. “No hay trabajos para personas como yo. Uber me salvó literalmente de ser un paria y me convirtió en alguien que puede ser tratado con respeto y que puede comer, pero solo para eso alcanza. Esa es la realidad”.

Por un país con más inclusión

Según datos de Uber, en México actualmente trabajan 107 personas con debilidad auditiva en la compañía de transporte. “Estamos muy orgullosos de los socios conductores sordos o con debilidad auditiva y de cómo la tecnología de Uber crea oportunidades económicas flexibles para ellos”, aseguró Luis De Uriarte, vocero de Uber. “La posibilidad de que obtengan una oportunidad de autoempleo a través de la plataforma siempre está abierta”.

Vargas indica: “Es necesaria una mayor inclusión para compañeros con discapacidad, no solo de sordera, sino de cualquier clase. Que terminen las burlas sobre nuestra condición, somos tan iguales como usted, aquel o cualquier otro. No por ser sordos vamos a poner en riesgo la vida de nuestros pasajeros. Nuestros cuatro sentidos están tan alerta que parecen ocho”.

Miranda asegura que hacer ese viaje le ayudó a valorar muchas cosas. “A veces nos perdemos completamente en nuestras labores del día, pero es necesario poner los pies en la tierra y ver qué tanto perjudico al tercero”, comenta. “Yo pude cancelar el viaje y pedir otro, pero el no hacerlo me dejó una gran lección: hay que ser amables, pacientes y sobre todo incluyentes”.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne