Bulos en busca de retuits: la otra cara de las redes tras los atentados

Los ofrecimientos de ayuda y la difusión de casos reales de desaparecidos chocan con aprovechados en busca de atención en redes

  • Comentar
  • Imprimir

El atentado tras el concierto de Ariana Grande en Mánchester deja ya al menos 22 muertos y 50 heridos [sigue la última hora en El País]. Las redes sociales han servido una vez más para canalizar solidaridad y ayuda (la etiqueta #RoomforManchester se ha usado para ofrecer habitaciones donde descansar o refugiarse, un lugar donde cargar el móvil para poder contactar con familiares o plazas libres en vehículos para desplazarse) y para difundir información sobre personas desaparecidas y muestras de apoyo.

Pero estos escenarios de alarma son también el germen de numerosos bulos y hay usuarios que difunden mentiras sobre supuestas personas desaparecidas. Un ejemplo es un youtuber estadounidense a quien se dio por desaparecido, cuyo caso se difundió desde una cuenta que se muestra orgullosa de lograr más de 10.000 retuits por hacer un falso llamamiento "en busca de mi hijo". No es el único caso.

ampliar foto
Este tuitero es un troll en busca de retuits: el youtuber de la foto no estaba en Manchester

Estamos ante el típico caso de trol: el autor pretende reírse de las personas que se sienten ofendidas por ver cómo alguien es capaz de utilizar una tragedia como esta, disfruta de haber conseguido llamar la atención y presume del resultado de retuits obtenidos. La foto corresponde a una persona conocida, un youtuber con más de 200.000 suscriptores que ha publicado un vídeo para desmentir el bulo.

'Esto no va a volver a suceder', dice el troll presumiendo de más de 10.000 retuits

Es lógico entender que este tipo de publicaciones alcancen notoriedad: entre los tuits más compartidos en las horas después del atentado figuran numerosos mensajes con fotos de desaparecidos, difundidos por una mayoría de personas que con buena fe no cuestionan que alguien pueda estar intentando lanzar un bulo en estos momentos. Además, en ocasiones los contactos entre anónimos en redes han servido para ayudar a localizar y ponerse en contacto con familiares, como aquel bebé de Niza cuyos familiares supieron que estaba vivo y a salvo gracias al Facebook de la persona que le acogió en su casa.

El llamamiento de la madre de Olivia Campbell, una adolescente de 15 años, es uno de los casos dramáticos de familiares y amigos en busca de desaparecidos. De momento no hay noticias sobre ella. Otros mensajes muy populares presentan fotos de varios desaparecidos con peticiones de retuit y sus autores han recibido críticas por la posibilidad de tener casos falsos en esas fotos de alta difusión. "Sólo intentaba ayudar, no buscaba atención. Si algunos en esta foto no estaban ahí esta noche, lo siento, no lo sabía. Me enteré después. En situaciones como esta uno solo quiere ayudar. Lo siento si he ofendido a alguien. Yo no hice esta imagen", tuiteó esta cuenta en la que se instaba a "no dejar de retutear hasta que los encontremos a todos".

Testimonios reales que se mezclan con bulos. Más de 14.000 retuits conseguía este otro falso llamamiento ("Es mi hermano pequeño Frank. Fuimos al concierto y ahora no podemos encontrarlo"), lanzado desde una cuenta creada en febrero y en la que solo hay otra docena de tuits. Varios usuarios de Twitter han desmentido el caso en respuestas al tuit (la foto del niño se tomó hace años para una línea de ropa), pero como hemos explicado en varias ocasiones desmentir un bulo es infinitamente más difícil que pararlo. Especialmente en estos casos en los que se trata de un retuit solidario.

Otros bulos se difundían en las horas siguientes a la explosión en el Manchester Arena, como el falso rumor de la presencia de un hombre armado en un hospital de la ciudad. Cogió tal fuerza que tuvo que ser desmentido por la cuenta de policía de Mánchester en Twitter. Pese a que no había confirmación, medios como el Daily Express distribuyeron la falsa noticia en artículos que posteriormente han sido rectificados.

"Adolescentes están inventado falsos amigos desaparecidos en el concierto de Ariana Grande para lograr retuits, Esto es muy distópico".

Otro ejemplo: una foto vieja usada para llamar la atención tras el caos de los atentados

En caso de alarmas como esta se recomienda buscar información en fuentes oficiales. También es útil difundir los teléfonos de atención habilitados para atender a las víctimas. De ahí que imágenes como estas también hayan viralizado.

Gestos para recuperar la fe en la humanidad

Los gestos solidarios también viralizan tras los atentados, en un intento por mostrar fortaleza, unión y solidaridad tras las tragedias, que muchas veces se comparten con la frase hecha gestos para recuperar la fe en la humanidad. La periodista Lauren Duca compartía este texto firmado por un joven que se identifica como residente en Mánchester y que ha sido compartido casi 10.000 veces: "En esta ciudad no hemos reaccionado con amargura ni con miedo. Ni si quiera de forma desafiante (por el momento). Nuestra primera reacción ha sido salir a la calle con agua y suministros, abrir nuestras casas a aquellos que no podían ir a las suyas y también, tristemente, guiando a las familias que han perdido a sus hijos en el centro de una ciudad que no conocen".

La conversación sobre el atentado en Mánchester se ha colocado como trending topic global. También es habitual que alguna imagen se convierta en icono solidario. Muchos seguidores de Ariana Grande están compartiendo un lazo negro con orejas sobre fondo un fondo rosa. Tanto las orejas como el fondo rosa son un guiño a la cantante, al ser imagen de su último disco, Dangerous Woman.

Un cartel que ofrece desplazamiento en coche a quien lo necesite

"Esto es Mánchester" [té con leche gratis para los efectivos de emergencias]

Los hoteles que sirvieron de refugio improvisado

Asistentes al concierto de Ariana Grande abandonan el hotel Park Inn, donde encontraron refugio tras el atentado, a la mañana siguiente de lo sucedido. Furlong/Getty Images

El Holiday Inn Express Manchester Arena y el Park Inn son dos hoteles situados a menos de 700 metros del recinto que sufrió el ataque terrorista. Ambos colaboraron con las autoridades y se convirtieron en refugio para varios asistentes al concierto de Ariana Grande que se celebraba en esos momentos. Desde allí, los seguidores de la cantante pudieron contactar con sus familias.

Ambos hoteles han confirmado a Verne que llevan colaborando con las autoridades británicas desde que ocurrió el suceso y que ofrecieron apoyo temporal a algunas de las personas que huían del Manchester Arena.

Los grandes establecimientos hoteleros cercanos al lugar se sumaron así a la oleada de solidaridad con aquellos que se encontraban lejos de sus casas, englobada en la etiqueta #RoomForManchester.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne