Mirna es la nueva abuela favorita de Twitter

Esta maestra argetina jubilada llama 'nietitos' a sus 100.000 seguidores

  • Comentar
  • Imprimir
Mirna Luso tiene más de 100.000 "nietitos" en Twitter
Mirna Luso tiene más de 100.000 "nietitos" en Twitter

“Feliz día del amigo. Esto es para que vean que soy real y manejo yo misma mis redes. Que esta noche saldré por Radio Continental de Buenos Aires y no lo puedo creer. Soy refeliz. Soy la abuela que dice ahre (expresión para bromear), atr (a todo ritmo), lpm (la puta madre) y no uso más términos porque no sé si voy a estar insultando”. La argentina Mirna Lusso se vio obligada a grabar en vídeo un saludo y subirlo a Twitter. La mujer, docente jubilada, de 62 años que vive en Villa Maipú, en la provincia de Mendoza (a 1.000 kilómetros de Buenos Aires), cosecha más de 110.000 seguidores en la red social y es ídolo de millennials.

Todo comenzó en abril pasado, cuando su hija le regaló un nuevo móvil y ella se instaló la aplicación de Twitter. Ya tenía cuenta en Facebook desde hace algún tiempo, por lo que no le asustó la catarata de mensajes que aparecen en la red social. La repentina fama le llegó un mediodía de julio. Mirna escribió “Amplío mi vocabulario con Twitter… ¿Qué palabras usan, chicos?”.

Las respuestas no se hicieron esperar. Una joven de 16 años llamada Luz le recomendó el neologismo que los argentinos utilizan mucho- “ahre” - y le explicó que se utiliza “cuando dice algo y es en chiste, por ejemplo, decir qué gorda estás ahre, como para que la otra persona no se sienta tan mal”. Mirna la nombró su coach y al parecer no estaba bromeando, dado que al instante tuiteó: “Qué hermoso, ¡Llegan las vacaciones!, Ah cierto que estoy jubilada. Ahre”. En ese momento, apenas tenía un puñado de seguidores.

Ese mensaje tuvo más de 60.000 likes y cerca de 25.000 retuits. Entonces, surgió el interés de la prensa, primero, los diarios locales, luego, la plana nacional. También surgieron dudas acerca de la existencia real de Mirna, por eso tuvo que postear ese vídeo. “Los 15 minutos de fama nos llegan a todos, eso dijo Andy Warhol antes de morirse”, aclara quien fuera docente en el colegio Compañía de María durante 40 años. “Yo creo muchísimo en Dios y depende de lo que uno hizo día a día para que esa fama dure un poco más”.

Sus mensajes en Twitter atrajeron especialmente a los usuarios más jóvenes, en particular, los que tienen entre 13 y 18 años. Y originó una especie de familia de fans con su nombre, cuyos miembros se hacen llamar #NietosTuiteros. Mirna no tiene nietos, aunque los desea. Para la mujer significó revivir sus horas de clase, y volver a escucharlos.

Por eso le preocupa la gran cantidad de chicos que le hablan del suicidio. “Muchos me escriben a eso de las dos de la mañana y dicen cosas como estoy angustiado, estoy agobiado, me quiero matar. No sé por qué acuden a mí, pero yo les respondo que es cierto, la vida tiene momentos muy feos, pero también están aquellos momentos que son sumamente felices y nos volvemos a sentir bien cada vez que los recordamos. Un chico me contestó que le había venido rebien lo que yo le había dicho”, recuerda.

En su día a día, Mirna practica gimnasia, estudia inglés y acude a un taller de muñecas hechas con trapos. Y así es como alimenta su cuenta de Twitter, mientras recibe las respuestas de sus miles de seguidores jóvenes. “Comiendo lentejas con mi hermano”, muestra la abuela más famosa del Twitter argentino, al tiempo que opina sobre la farándula o exhibe a sus visitas. Y así, sus seguidores siguen creciendo,

“Los chicos necesitan más a las familias”, reflexiona, “Fui docente durante 40 años y al principio llamábamos a reunión de padres e iban todos, además respetaban lo que decíamos las docentes. Al final del encuentro, hablaban de mí delante mío y de los niños. Creo que hoy falta mucho eso, la presencia más firme de la familia. Hay muchos chicos que hablan en neutro porque tragan programas de TV y también está la cultura que cree que si algo no es mío, no lo cuido. Se perdió el amor por lo colectivo”, opina y, como buena docente, nos da una lección: “El problema no son los chicos, son los papás y mamás que se quisieron hacer amigos de los hijos. Los papás son papás y las mamás son mamás. Hay que ubicarse bien en el rol de cada uno”.

Su hija le advierte de que, al igual que ha venido, la fama se irá: “Me dice que en algún momento esto se va a terminar y que no responda a cuando me agredan [por redes sociales]. Yo tomo la fama de manera muy tranquila, porque esto es totalmente distinto a cuando tenés los fans esperando por vos. Yo no tengo a nadie en la puerta de mi casa”.

“A los jubilados como yo les digo que se animen, que les pidan a sus hijos o nietos que les enseñen cómo empezar. Y que participen”, recomienda ella desde su casa de toda la vida.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne