Entre estatuas de cuerpos desnudos, esta mujer no pudo dar el pecho a su hijo

El museo Victoria and Albert de Londres se ha disculpado con la madre

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

"Un nanosegundo de pezón mientras estaba dando el pecho y me piden que me cubra en el patio del museo Victoria and Albert. Estoy perpleja". La tuitera @vaguechera hizo esta crítica a la galería de Londres (Reino Unido) el 5 de agosto. En una semana, su tuit acumula más de 7.500 retuits. Ha alcanzado tanta difusión porque expone la contradicción en la que incurrió, según la tuitera, el museo. El Victoria and Albert está lleno de estatuas de cuerpos desnudos, con pezones expuestos.

Verne se ha puesto en contacto con @vacheguera, pero de momento no ha obtenido respuesta. Sí ha contestado a las preguntas de la BBC: "La trabajadora que se dirigió a mí fue simpática y educada, pero que me pidiera que me cubriese fue muy intrusivo, desagradable y vergonzante, además de ridículo". Según explica, intentó ser discreta, "pero con una niño de un año es todo un reto". @vaguechera, que no ha revelado su nombre, publicó más tuits de estatuas de cuerpos desnudos para dejar aún más clara la contradicción de la empleada del museo.

-¡Te echaré de este museo con tus pechos desnudos! -Pero estoy hecha de marmol. -Oh, perdón, entonces no pasa nada.

-Perdone señora, ¿le importaría cubrir sus pechos con esta máscara mientras amamanta?

Todos estos pechos desnudos parecen están distrayendo a estos comensales

Mirando lo positivo, lo he pasado muy bien en el Museo Victoria and Albert, explorando representaciones de pechos a lo largo de los siglos para lograr buenas mamas, digo memorias

"Creo que era importante contar este incidente porque la vergüenza causada por este tipo de intervenciones puede afectar muchísimo a la confianza de mujeres que estén dando el pecho", comenta, en declaraciones recogidas por la BBC. En Twitter, añade que "la vergüenza por dar el pecho es uno de los principales motivos por los que las mujeres dejan de hacerlo; gracias por tanto apoyo".

El museo no tardó en pronunciarse desde su cuenta oficial de Twitter, respondiendo al tuit de @vacheguera: "Sentimos escuchar esto. Las mujeres siempre son bienvenidas para dar el pecho en el museo. Además, hay espacios habilitados para aquellas que prefieran privacidad". El director del Victoria and Albert también se disculpó en Twitter: "Perdón. Nuestra política es clara: las mujeres pueden dar el pecho donde quieran, donde se sientan cómodas y sin ser molestadas".

Esta historia ha captado la atención de muchos medios británicos, como The Guardian o The Times. Para rematar el relato, el incidente se produjo en la Semana Mundial de la Lactancia Materna.

En 2013, se puso en marcha una iniciativa en Change.org para aprobar una ley que protegiese el derecho a dar el pecho en España. Esta norma ni se ha llegado a plantear porque, simplemente, no hay ninguna ley que impida a una mujer amamantar a su bebé donde quiera y cuando quiera.

Sin embargo, muchas personas siguen sin ver como algo natural que una mujer alimente a su hijo en público, como demuestra la historia del museo londinense. En junio, contamos la iniciativa de un colectivo colombiano en varios centros comerciales de Bogotá para normalizar esta situación, con maniquíes que dan el pecho en escaparates. En junio de 2016, mostramos un vídeo del apoyo que una madre estadounidense recibió tras ser insultada por dar el pecho en público. Un mes antes, hablamos con las precursoras de una manifestación en Argentina que reunió a miles de mujeres mientras daban el pecho en público.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verne!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne