Este tuitero se adjudicó una foto ajena para dar una lección sobre lo que compartimos en redes

Lo hizo para comprobar la credulidad de otros usuarios, pero recibió varias críticas por su método

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

La noche del pasado viernes, el tuitero @Demisomne seleccionó una imagen que había visto circulando en Instagram, la descargó y la publicó en su cuenta de Twitter con el siguiente texto: “Necesité 2 horas bajo la lluvia para poder lograr esta foto, aunque sea denme RT [retuit]”. Su petición fue escuchada por miles de usuarios que comenzaron a compartir la instantánea, donde aparece el Palacio de Bellas Artes iluminado y su reflejo en un charco.

En cuatro días, el mensaje de @Demisomne ha registrado más de 92.000 retuits y 161.000 favoritos, aunque él no sea el verdadero autor de la fotografía.

Algunos usuarios que notaron el supuesto plagio lo denunciaron en los comentarios del tuit. La noticia tardó cerca de 24 horas en llegar hasta el fotógrafo Héctor Cárdenas, que apenas unos días antes había hecho la foto de Bellas Artes y la había compartido en sus cuentas de Facebook e Instagram. “Cuando vi el tuit de esta persona ya tenía muchísimos retuits y favs”, cuenta Cárdenas a Verne vía telefónica. “Sentí molestia, y más porque dijo que se había tardado dos horas en hacer la imagen. Quise comunicarme con él, pero no respondió”.

Cárdenas, de 22 años, intentó que al menos otros usuarios supieran que el contenido de ese tuit era falso y que la foto era de su autoría.

@Demisomne aseguró a Verne que tardó algunas horas en enterarse de la popularidad de su tuit. “El sábado a las 10:30 am solo tenía dos likes”, explicó el comunicador, quien prefirió no ser mencionado por su nombre real. “Salí a un museo, a pasear con mi novia, a comer, y no revisé mi teléfono en todo el día”. Cuando por fin se dio cuenta de la cantidad de notificaciones que tenía, el tuitero recurrió a su cuenta de Facebook para dar una explicación sobre su experimento.

El texto que escribió junto a estas imágenes comienza citando un caso similar. En febrero pasado, el usuario @Erume tuiteó una foto que ni era suya ni era auténtica y obtuvo más de 8.000 retuits. La leyenda que acompañaba a esa imagen también inspiró la frase de @Demisomne: 

"Se demostró que la imagen era falsa, y que Erume no fue el autor original. Sin embargo, la gente sólo replica lo que ve, sin cuestionarse por un momento acerca de la veracidad de la foto o la autenticidad de la autoría de la misma”, escribió @Demisomne, que actualmente tiene un empleo como community manager.

El usuario se refirió a su acción como un "experimento" y explicó que decidió llevarlo a cabo para comprobar los siguientes puntos:

1. Cómo fluye la información en redes sociales. La velocidad con que se propaga la información es increíble, pero no toda es cierta ni toda es auténtica, hay que verificar SIEMPRE.

2. La facilidad para salir del ‘anonimato’. Con menos de 350 seguidores y una interacción no mayor a 5 likes por tweet, queda claro que mi cuenta no es para nada popular, sin embargo, vean el alcance que puede tener un contenido que sea interesante y de calidad.

3. TODOS caen. Gente de todo tipo creyó que la foto era mía; arrobaron a National Geographic, al Museo del Palacio de Bellas Artes para que vieran la foto y hasta la señora @Paty Chapoy le dio RT.

4. Desconfíen de todo y CUESTIONEN las cosas. Por favor, la base de la filosofía y el propósito de filosofar es cuestionarse el por qué; diría el filósofo Dario Sztajnszrajber “llevar la pregunta del por qué al infinito”. Puse que tardé dos horas y sólo un sujeto preguntó sobre ello.

El usuario elabora sobre sus argumentos en entrevista con Verne, vía mensajes de texto: "El ejercicio surgió porque tengo la creencia de que en las redes sociales, y en general, la gente es muy manipulable; carente de un sentido crítico". También considera que no ha habido una mejoría social a pesar de la evolución de la tecnología, pues para muchos, el internet ha tomado el lugar de la televisión como poseedor de la verdad: "La desinformación sigue siendo parte del orden del presente".

En una cascada de decenas de comentarios, la mayoría de los usarios criticó al community manager por no seguir un método científico para demostrar su argumento. "Con tus experimentos no compruebas nada que ya no esté comprobado por científicos", escribió una usuaria. "Qué triste que en vez de utilizar una metodología para comprobar tu expreimento hayas recurrido al robo", comentó otro. Su experimento también fue rechazado porque no había notificado a Cárdenas, el autor de la foto, sobre su intención. El fotógrafo lo expresó así en Twitter.

Al respecto, @Demisonme dice a Verne que sí pensó en notificarle al fotógrafo pero al final decidió no hacerlo para mantener el elemento de sorpresa. Cárdenas comprendió el experimento del tuitero tras leer la explicación y que su balance final es positivo, dice a Verne por teléfono. "Esta persona de cierto modo hizo que se le diera el reconocimiento a mi foto", añade. Cárdenas es estudiante de Comunicación y Diseño en la UNAM y la fotografía, contó, es una de sus técnicas favoritas.

En su justificación, @Demisomne también aclara que la imagen era propiedad de Cárdenas y que no pensaba lucrar con ella. "Mis felicitaciones por tan bella toma", escribió en la publicación. A todos los que compartieron su tuit les envió este mensaje: "Por favor, no sean tan crédulos".

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne