¿Por qué Beatriz Gutiérrez Müller no quiere ser primera dama de México?

"Para la verdadera transformación de la vida pública de México, tenemos que comenzar a pensar y actuar diferente"

  • Comentar
  • Imprimir
Beatriz Gutiérrez Müller celebra el triunfo de López Obrador el 1 de julio
Beatriz Gutiérrez Müller celebra el triunfo de López Obrador el 1 de julio. AP

Beatriz Gutiérrez Müller (Ciudad de México, 1969) está casada con Andrés Manuel López Obrador, pero prefiere definirse como la compañera del próximo presidente de México. De la misma manera, ha reiterado en varias ocasiones que no quiere ser la primera dama del país, cargo que se otorga a las mujeres de los mandatarios mexicanos.

Desde que el político tabasqueño comenzó su campaña, Beatriz ha supuesto uno de los pilares más importantes para el candidato de Morena a la hora de recorrer México y nunca ha renunciado a dar su opinión sobre los temas sobre los que le han preguntado.

Durante un mitin en Veracruz el pasado 27 de mayo, Beatriz tomó la palabra y dijo a los asistentes por qué no quiere tener el cargo que le correspondería como esposa del presidente. "Para la verdadera transformación de la vida pública de México, tenemos que comenzar a pensar y actuar diferente. Pongamos fin a la idea de la primera dama. En México no queremos que haya mujeres de primera ni de segunda", afirmó ante la multitud. "Con todo respeto a las mujeres que han estado antes en ese papel, decir primera dama es algo clasista", continuó explicando.

Sus postura ha sido retomada por varios medios de comunicación y ha generado debate en redes sociales. "¿Cómo imagino que debe ser la esposa de un presidente? Una mujer que sabe identificar las acciones transformadoras para integrar un profundo plan de políticas públicas. Ser una observadora y una persona activa a la vez, para el beneficio de todos", dijo la periodista y escritora que considera que el poder presidencial no debe ser de una familia o de un matrimonio.

"La compañera de un presidente debe participar en todo lo que pueda hasta un límite. No hablo para nada en una esposa que se convierte en una sombra complaciente, silenciosa o dócil ante un sistema que perpetúa las desigualdades", explicó. "Estoy obligada a decir y hacer las cosas diferente. Ya no nos ven como un adorno, tenemos espíritu, corazón, iniciativa y coraje. Vamos a feminizar la vida pública".

"Quiero ser la esposa de un presidente que haga grandes cosas por México y apoyarle, pero sería imperdonable que me convirtiera en algo que no he sido y en algo que critico. Quiero ser su compañera como hasta hoy y también quiero ser Beatriz. Haciendo lo que me realiza, ser madre, procurar a mi familia y seguir con mi profesión que me gusta mucho", añadió Gutiérrez Müller que asegura que no tiene ningún interés político de ser funcionaria pública o presentarse a un cargo después.

Además se definió como "solidaria con mi género", en un país en el que se cometen cada día siete feminicidios, una de las tasas más altas de América Latina. "El estado le ha fallado a las mujeres y no podemos permitir que nos vuelvan a fallar", sentenció.

Nacida en la Ciudad de México, Gutiérrez Müller estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y tiene una maestría en Letras Iberoamericanas. Durante 10 años trabajó como periodista en el diario El Universal, en Puebla y después en la Dirección de Difusión en el Gobierno de la Ciudad de México y como asesora de Asuntos Internacionales durante el Gobierno de López Obrador en la capital. Ha publicado varios libros de novela, poesía y monografías académicas.

Querida Beatriz, el término 'primera dama' no sólo es clasista, sino cafona (en inglés kitsch y en español, cursi).

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne