Cursos para recién independizados preocupados por el medio ambiente

Detalles sobre ahorro de energía en los que fijarse al alquilar un piso

  • Comentar
  • Imprimir
Una imagen de los talleres de cultura energética con los que no malgastar recursos en tu piso / Socaire
Una imagen de los talleres de cultura energética con los que no malgastar recursos en tu piso / Socaire

Hay infinidad de cosas a tener en cuenta cuando estás en busca de un primer piso que alquilar tras salir de casa de tus padres. Además del bueno, bonito y barato, a cada vez a más gente le preocupa otro factor: que sea lo más sostenible posible. Hay pequeños trucos para aquellos que se independizan y se enfrentan por vez primera a una factura del gas o de la luz.

Si un casero te pide avales, pagos por adelantado, contrato fijo y demás requisitos, qué menos que fijarse en esos detalles del piso que hacen que vivir en él no suponga una agresión al medio ambiente. Y más teniendo en cuenta que el Foro Económico Mundial apuntaba en 2018 a que la principal preocupación de los jóvenes del mundo es el cambio climático.

Entre las muchas actividades de la consultora Socaire, que combate desde 2017 la pobreza energética, está la de impartir talleres como forma de activismo social. Lo hacen en escuelas, institutos y centros cívicos de España. Especialmente pensados para los más jóvenes, en estos cursos se intenta enseñar una nueva cultura energética. Uno de los más recientes se celebró a principios de septiembre en el Mercado de Diseño del Matadero de Madrid. La mayoría de los asistentes a él eran parejas menores de 30 años.

Ivón Cermeño, responsable de este curso, cuenta a Verne por teléfono algunos de los detalles a tener en cuenta para buscar piso sin olvidarse de la conciencia ambiental.

Uno de los talleres para jóvenes que organiza Socaire

Fíjate en cómo están colocados los radiadores

Algo tan sencillo como la forma en la que está instalado un radiador puede marcar la diferencia. Así que presta atención cuando vayas a visitar pisos. Esos muebles que a menudo los cubren, además de ser una cuestionable decisión estética, afecta negativamente a su rendimiento. Pasa lo mismo cuando están dentro de un hueco o si se coloca un mueble justo delante porque, la mayoría de las veces, los pisos son tan pequeños que no hay forma de colocar el sofá.

"Lo importante es que el aire caliente circule. Cuanto más libre de objetos esté, más eficiente será. Incluso cuando le pones ropa encima para que se seque antes estás malgastando su uso, porque tarda más tiempo en calentar la habitación. Más vale colocar la prenda en una silla frente al radiador", aconseja Cermeño.

Una solución de microeficiencia que permite una leve mejoría, "aunque es el último recurso si tu casero no te permite hacer una reforma", es la de colocar una lámina reflectante en la parte del radiador que da a la pared para potenciar su calor. Suele costar unos 20 euros en una ferretería, así que está al alcance de muchos bolsillos.

Las apariencias engañan con las ventanas

Aunque pueda sorprender, las que son de madera suelen ser muy buenas a la hora de retener el calor. Que no te eche su aspecto para atrás. "Simplemente, necesitan de más mantenimiento y tienen que ir acompañadas de un buen vidrio", comenta el experto en ahorro energético.

"Y, por muy moderna que parezca una ventana, si no está bien instalada no va a ser eficiente", advierte. Cuando el calor se escapa por las ventanas, también se puede colocar una lámina reflectante en las cortinas, a modo de forro térmico. En el primer piso en que se vive, la estética no suele ser una prioridad, así que es el momento de hacer cosas como ésta.

Mantén la temperatura justa y necesaria

Buena parte de nuestro uso de luz y gas se centra en mantener el piso a una temperatura adecuada, pero hay que tener en cuenta que, "con que una casa este entre 18 y 21 grados en invierno y entre 24 y 26 grados en verano es suficiente", cuenta Cermeño.

La eterna pregunta de si debemos apagar y encender calefacción o aire acondicionado cuando la casa está unas horas vacía o mejor dejarlo encendido aparece en el taller impartido en el Matadero de Madrid. El experto en ahorro energético recomienda adaptarse a las particularidades de cada casa: "Si la temperatura va a variar unos cuatro o cinco grados en ese tiempo, es mejor mantenerlo encendido. El gasto de energía que va a usar el aparato para remontar, será mucho mayor."

Controla los picos de consumo

A menudo, las casas de los menores de 35 solo están ocupadas a primera hora de la mañana y por la noche. ¿Por qué mantener el termo a máximo rendimiento todo el día? "En este caso, no hay que obsesionarse con tener un modelo moderno con 20 programas. Se puede comprar un programador simple en una ferretería", comenta Cermeño. Suelen costar unos nueve euros.

Lo que sí recomienda es pedir al casero las facturas anteriores de luz y gas del piso antes de alquilarlo. "Así se le puede pedir en ese momento que ajuste la tarifa en función de las horas que vayamos a pasar en casa. Una vez que el contrato está firmado, cuesta más que el propietario se encargue de una gestión que no le afecta".

Otro truco que viene bien recordar a aquellos que van a vivir fuera de la casa de sus padres por primera vez es el momento de ventilar. "Si es posible, es mejor hacerlo en invierno a las 12 del mediodía en vez de a las 7 de la mañana para que no entre el frío helado. Y hacerlo solo durante 10 o 15 minutos para que no se enfríen o calienten los muros", explica durante su taller.

Atención al consumo fantasma

Teniendo en cuenta de nuevo el tiempo que la casa permanece vacía... ¿Cuántas horas al día usas el ordenador de sobremesa, la tele o el router? Solo encenderlo cuando es estrictamente necesario supone un ligero descenso del consumo final que, a lo largo del año, se nota. Si queda en el aparato una lucecita en rojo, es que no está apagado.

Hay un electrodoméstico que no se puede estar apagando y encendiendo y que genera cerca del 30% del consumo total de energía: la nevera. "Lo mejor es controlar su contenido. Si está muy llena no circulará bien el frío y no será tan eficiente. Si está muy vacía, está colocar botellas de agua para mantener la inercia térmica", recomienda el experto, que recuerda que, al igual que el radiador, la nevera es un aparato que debe respirar. Mejor no colocarle nada encima

Haz un CSI al edificio

El router no se rompe si lo apagas y enciendes / Picture Alliance (Getty)

Es interesante preguntar al posible casero por el año de creación del edificio y si se ha realizado recientemente una obra de rehabilitación. Ayuda a hacerse una idea aproximada de la envolvente térmica del lugar (las cubiertas, estructuras y fachadas que separan el exterior del interior del edificio) sin necesidad de ser arquitecto. Nos puede dar información de si los muros van a estar muy fríos en invierno y muy calientes en verano.

Pero, para tener una idea global de cómo está la casa a alquilar en lo que se refiere a gasto de energía, es conveniente solicitar al casero el Certificado de Eficiencia Energética para la vivienda. Se trata de un documento que los propietarios están obligados a tener cuando alquilan su inmueble por más de 4 meses y que emite el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Y mira, tiene el aspecto que la pegatina que llevan muchos electrodomésticos.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne