El repartidor que dio un tortazo a MrGranbomba anuncia acciones legales contra el youtuber

A través de su abogado, agradece el cariño recibido y dice haber sido 'reconocido por decenas de personas a diario'

  • Comentar
  • Imprimir
MRGRANBOMBA CARAANCHOA
Imagen extraída de la broma de cámara oculta de MrGranbomba en la que recibe un tortazo

A pesar de aparecer con la cara pixelada, el repartidor que propinó un tortazo a MrGranbomba en una broma de cámara oculta ha sido reconocido "por decenas de personas a diario" desde que se publicaran las imágenes el pasado domingo. Así lo asegura su abogado, Carlos M. Frigola, en un comunicado emitido este jueves. En el texto agradece, en nombre de su cliente y su familia, "el gran apoyo que están recibiendo" tras el incidente y se anuncia "la interposición de cuantas acciones legales procedan" contra el youtuber alicantino.

El abogado, contactado por Verne por teléfono, no ha querido entrar en detalles respecto a estas acciones legales. "De momento nos vamos a centrar en el comunicado y, por prudencia, no vamos a hacer ninguna declaración más", explica. Sí ha contado que "no descartan" ninguna vía, por lo que podrían actuar por lo civil o por lo penal.

El mensajero –que prefiere mantener el anonimato– "se ha visto totalmente desbordado por los acontecimientos y la repercusión mediática", explica el comunicado, tras la publicación de las imágenes grabadas por el youtuber alicantino Sergio Soler, de 20 años, y conocido en las redes sociales como MrGranbomba.

Las imágenes publicadas por Soler, "se han traducido en la realidad de ser reconocido por decenas de personas a diario", explica el texto. "Lo cual, incluso pese al cariño recibido, supone una gran intranquilidad, así como un menoscabo personal y profesional, además de una flagrante vulneración de su derecho al honor y a su propia imagen".

El youtuber explicó a Verne este lunes, en entrevista telefónica, que solicita autorización a los desconocidos a los que aborda en la calle para emitir las imágenes en Internet. "Al final de cada vídeo, muestro cómo explico a cada persona que se trata de una broma grabada para subir a YouTube. Nunca acabo en malos términos con la gente que aparece en ellos", dijo. En el caso de esta polémica grabación, en la que tras el enfado del repartidor le intentaba tranquilizar diciendo que era "una broma para un trabajo de la Universidad de Sociología", no contaba con aprobación del trabajador y decidió "pixelar su rostro y la marca de su empresa para proteger su intimidad".

MrGranbomba eliminó el vídeo, junto a casi todos los de su canal del YouTube, este miércoles,  14 de diciembre, y, en las imágenes, el mensajero aparecía con la cara pixelada. Sin embargo, según ha explicado el abogado Carlos M. Frigola a Verne, son muchos los que lo han reconocido "porque transportistas de esa empresa y con ese perfil hay muy pocos en la ciudad y el pixelado es muy pobre".

El padre del youtuber, Juan Carlos Soler, explicó a Verne el 14 de diciembre que mantenían la denuncia al mensajero "por una cuestión de honor", aunque la bofetada con la mano abierta "no haya dejado secuelas físicas". Según Frigola, todavía no han tenido acceso a la denuncia (el proceso judicial podría empezar la semana próxima) ni nadie del entorno del agredido se ha puesto en contacto con ellos.

La defensa del mensajero

Emilio Sánchez

Los letrados Ignacio Gally, de la Escuela de Práctica Jurídica de Derecho Penal de Alicante y José Antonio Tuero, del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, coinciden en cuál podría ser la defensa del mensajero: “Debería denunciar al youtuber por el insulto”. Ambos penalistas dan por hecho que Soler sería considerado culpable por un delito de injurias.

Gally cree que el juez catalogaría cara anchoa como una injuria leve. Este episodio se complicaría para Soler si el juez estima que el insulto se ha cometido con publicidad. “El youtuber ha difundido el insulto, lo que hace que la injuria sea más grave. Ha tenido repercusión a nivel nacional”, añade Gally, una postura que comparte Tuero: “Le pixela la cara, pero está claro que el agresor no da su consentimiento para aparecer en el vídeo. Se puede considerar como una intromisión ilegítima”. La multa para el youtuber podría alcanzar los 1.260 euros, según Gally.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne