"Ven factible el consentimiento de una chica que termina tirada en un portal"

La bloguera Carlota Miranda se pregunta por qué tantas personas ponen en duda la versión de la víctima de la violación de Sanfermines 2016

  • Comentar
  • Imprimir
Manifestación del pasado 17 de noviembre en apoyo a la víctima de 'La Manada'.
Manifestación del pasado 17 de noviembre en apoyo a la víctima de 'La Manada'.. Getty

"Ven perfectamente factible que una cría de 18 años, para terminar bien la fiesta, decida meterse con cinco hombres en un portal de una ciudad desconocida", dice una publicación muy compartida en Facebook en apoyo a la víctima de la violación en Sanfermines 2016. Es una de las muchas reacciones a la estrategia de la defensa de los cinco acusados, que pasa por desacreditar a la víctima. El juez que instruye la causa ha tomado en consideración un informe elaborado por detectives privados sobre el comportamiento de la joven en redes sociales en las semanas posteriores al suceso, como si después de ser violada también hubiera que parecerlo. Así, los abogados de La Manada quieren probar que las relaciones sexuales fueron consentidas, en contra del criterio de la policía y del informe médico.

El post lleva la firma de Carlota Miranda, una ingeniera burgalesa y bloguera de 28 años que expresa sus opiniones en la página de Facebook No es nada personal. En su texto destaca todos los sinsentidos en los que incurren aquellos que consideran "factible" la versión de La Manada sobre lo ocurrido el 7 de julio de 2016. Lleva más de 25.000 compartidos en dos días desde el 18 de noviembre.

"Ven factible que la joven disfrutara de ser penetrada por delante, por detrás y por la boca, mientras se le tiraba del pelo, se le sujetaba la cabeza con varias manos, se le bloqueaba la cadera para anular su voluntad... Ven factible que si no se movía, no gritaba y no abría los ojos sería porque quería disfrutar del momento. Disfrutar de sus risas y de su compadreo. De cómo se animaban entre ellos, de cómo se jaleaban y de cómo pedían turno", dice Miranda en su post.

"Ven factible que en un grupo de WhatsApp en el que participan 21 bestias y en el que se habla de cloroformo, cuerdas, burundanga y violaciones sea inofensivo. [...] Ven factible que sea una relación sexual consentida aquella que, tras reproducir el vídeo recibido de la misma, hace que uno de los participantes diga: ¿Pero está muerta? De gusto, supongo que pensarán. [...] Ven factible el consentimiento y la aprobación de una chica que termina tirada en un portal, llorando sola en un banco hasta que se la encuentra una pareja", añade Miranda.

Los que "ven factible" todo lo anterior, según Miranda, son las personas que dan por buena la versión de La Manada.  "No ven factible que todas reconozcamos haber sufrido agresiones sexuales -del tipo que sean- a lo largo de nuestra vida. Eso no les parece tan factible. Les suena todo muy raro. No lo ven. No lo quieren ver. Porque si lo vieran, si realmente lo vieran, tendrían que bajarse de su pedestal. Ese mismo en el que está La Manada. Y hasta ahí podríamos llegar", dice para terminar su post.

La foto que acompaña al texto es de una manifestación en Madrid el 8 de marzo, Día Internacional de la mujer. La violencia machista es uno de los temas recurrentes en la página de Miranda. En diciembre de 2016 dedicamos un artículo a otro texto que escribió sobre el asesinato de Ana María Enjamio, la gallega de 25 años apuñalada en el portal de su casa cuando volvía de su cena de empresa. "¿Cuándo vamos a tomarnos esto en serio?", se preguntaba en el post, compartido 100.000 veces en Facebook.

Las noticias sobre el juicio a La Manada han generado muchas reacciones en internet, en especial desde que trascendió la estrategia de la defensa. Muchas de las pancartas vistas en las manifestaciones del 17 de noviembre en varias ciudades de España se centran en apoyar la versión de la víctima: "Hasta que no me maten no me van a creer", dice una de ellas. También ha sido muy difundido en redes sociales en los últimos días el texto titulado Hermana, yo sí te creo, del escritor Roy Galán. El periodista de guerra Antonio Pampliega, que pasó 10 meses secuestrado, también ha explicado en un hilo muy compartido en Twitter lo perverso que resulta juzgar a personas que han pasado un trauma "por tratar de vivir".

Las dudas a las que se debe enfrentar una víctima de agresión sexual son un estigma que se repite de forma habitual. El caso Weinstein es el mejor ejemplo. Muchas de las víctimas aseguran que no han hablado hasta ahora por el miedo a que las acusaran de inventarse las agresiones.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne