Voluntarios digitales para perseguir información falsa sobre atentados y otras emergencias

Los equipos de VOSTspain llevan casi seis años vigilando a los que crean bulos y a los que comparten "por si acaso"

  • Comentar
  • Imprimir

“La Policía local de Carlet necesita voluntarios con motosierras. Es urgente. El fuego está a 5 km de la central nuclear”. Este mensaje, difundido en julio de 2012 por cuentas de Twitter con más de 500.000 seguidores, fue uno de los detonantes para que se crease la plataforma VOST (Virtual Operation Support Team) en España. Este equipo de voluntarios digitales en emergencias se encarga de difundir información oficial y detectar y neutralizar bulos y rumores en redes sociales, como el que pedía que los vecinos con motosierras salieran de sus casas.

En el verano de 2012 ardieron más de 216.000 hectáreas, los incendios más devastadores del último siglo. Durante esos meses un grupo de profesionales liderados por el jefe de Protección Civil de Puente Genil (Córdoba), Rafael Gálvez, y el analista de incendios forestales Javier Blanco, crearon VOSTspain. Los VOST nacen en Estados Unidos, los crea en 2011 Cruz Roja Americana después de que el director de emergencias de Los Ranchos de Alburquerque, Jeff Phillips, reconociese públicamente la necesidad de fundar un servicio que persiguiese la información falsa.

El trabajo de los VOST consiste en apoyar a los servicios de emergencias y a las fuerzas y cuerpos de seguridad. Actúan cuando ocurren sucesos como incendios forestales o atentados, pero también de manera preventiva o en acontecimientos menores, por ejemplo, si se prevé que va a haber una gran nevada, entonces empiezan a difundir cómo debe actuar la población.

Gracias a la monitorización de las redes sociales pueden seguir qué informaciones se están haciendo virales e intervenir en caso de que sea necesario. Si alguien está difundiendo información falsa o que daña los derechos de otra persona, los VOST se ponen en contacto con él para que retire el contenido. Si no lo consiguen, reportan la cuenta a Twitter para que la cierren y desmienten esa información públicamente. José Luis Pouy, portavoz de VOST Cataluña, asegura que lo mejor que tienen los canales de VOST es que aúnan la información de todas las cuentas oficiales: “Intentamos hacer un resumen, seguir a Emergencias, a la Policía, a portavoces, e ir sirviendo esa información, así la gente no necesita seguir varias fuentes”.

Su trabajo consiste en monitorizar las redes sociales cuando ocurren sucesos en su zona

Hoy ese escuadrón digital ya suma más de 1.000 voluntarios en España. Todos tienen dos cosas en común. La primera, que son perfiles profesionales relacionados con el mundo de las emergencias (bomberos, personal de protección civil, médicos, periodistas especializados…). La segunda es que son usuarios avanzados en redes sociales.

Los VOST están presentes en todas las Comunidades Autónomas. Twitter es su canal principal de comunicación porque la información se replica más rápido que en Facebook. Aunque no tengan equipos multitudinarios, el verdadero éxito de esta iniciativa es, según Pouy, su funcionamiento en forma de tela de araña. “Cuando ocurre algo en una comunidad autónoma y están desbordados, el resto apoyamos, o bien desde las mismas redes, difundiendo la información con retuits, o bien monitorizando hashtag que ellos no pueden abarcar”, cuenta a Verne por teléfono.

Colaboración y coordinación en los atentados de Cataluña

Uno de los acontecimientos más exigentes para el equipo de VOST de Cataluña fue los atentados de Barcelona y Cambrils del pasado verano. “Fueron dos días y pico de trabajar sin parar, lanzamos más de 300 tuits, trabajamos estrechamente con la Guardia Urbana y los demás profesionales y el resto de compañeros VOST se volcaron con nosotros”, reconoce el portavoz de esa comunidad autónoma. La información más sensible con la que tuvieron que lidiar fue con la afirmación en redes sociales de que en un bar de Las Ramblas los yihadistas tenían retenidas a algunas personas. “Tuvimos que estar muy alineados todos, y cuando por fin supimos que era falso, que no existían rehenes, coordinarnos para difundirlo desde todas las cuentas posibles”, narra.

Los VOST no se desplazan al lugar de los hechos, pero el equipo de Madrid es pionero en participar en algunos eventos, por ejemplo, en el maratón de la capital. "Es positivo que el resto de profesionales de emergencias vean cómo trabajamos, por eso les damos formación y hemos empezado a estar en los puestos de mando de simulacros y carreras, facilitamos la información desde allí", cuenta David Ferrero, portavoz de VOST Madrid.

El equipo de Madrid es pionero en participar en algunos eventos de manera presencial

Los voluntarios trabajan desde hace poco con una plataforma en la que se comunican entre ellos y con los centros de emergencias 112. Antes lo hacían por Whatsapp. Ninguna delegación tiene un lugar físico de trabajo, sus hogares son sus oficinas. “Cuando llego a casa puedo estar leyendo o haciendo cualquier cosa, pero siempre tengo un ojo puesto a los dos ordenadores en los que estoy monitorizando información del territorio del que me ocupo”, dice Pouy, que además es jefe de protección civil del Ayuntamiento de Blanes (Girona).

María Luisa Moreo, periodista especializada en información de crisis y catástrofes y portavoz de VOSTspain, explica a Verne lo necesario que es educar a la población en el análisis de la información, para que las nuevas generaciones lleguen mejor preparados al mundo digital. Moreo distingue entre dos tipos de personas tóxicas, que ella llama los buenos samaritanos. En primer lugar, aquellos que comparten lo que les llega “por si acaso”; y en segundo lugar, los que retuitean cinco horas después información que ya está caducada.

Pese a esto, reconoce que poco a poco los ciudadanos se van autoregulando, como se ha visto desde que en el atentado de Bruselas de 2015 la población se lanzase a compartir gatos por redes sociales. La policía belga pidió que no se publicase información sobre las operaciones policiales y los usuarios contestaron de ese modo. Este comportamiento también se repitió en los atentados de Cataluña. “Los usuarios ya entienden que tienen que renunciar a su derecho de compartir contenido en aras del beneficio social”, concluye Moreo.

¿Cómo identificar una noticia falsa?

Seguro que te suena la expresión fake news. Se trata de información falsa disfrazada de noticia, alojada en una página web aparentemente normal, que cita fuentes y cuyo contenido podría ser real. El tema no es nuevo, pero sí recurrente, por eso, y aunque en Verne ya escribimos sobre ello, recuperamos algunas de las pistas principales para identificarlas.

- Si la noticia es demasiado buena para ser verdad, sospecha.

- Si no se ha compartido en otros medios, sospecha.

- Si no cita fuentes o la información viene de “un amigo de un amigo”, sospecha.

- Si el resto de la web no parece fiable o incluso si la URL ha tratado de imitar otro dominio, sospecha.

- Si la noticia te suena de algo, quizá sea porque es un bulo que cada cierto tiempo vuelve a compartirse.

- Si canales oficiales como @policia o @guardiacivil, o cuentas y hashtag como @malditobulo, #stopbulos o Politifact lo han desmentido, no sospeches, te la han colado.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne