PewDiePie cede ante T-Series: el youtuber pide a sus seguidores que dejen de buscar suscriptores

Felix Kjellberg reclama el cese de la campaña de suscripción a su canal por su relación con el racismo

  • Comentar
  • Imprimir

Creo que es el momento de terminar el movimiento o meme de suscripción a PewDiePie. Espero que podáis entender mi perspectiva”.

El youtuber más seguido del mundo durante los últimos seis años, PewDiePie, ha pedido este 28 de abril a sus seguidores que cesen la campaña que buscaba suscriptores para su canal, con el objetivo de que no fuese superado por el de la productora y discográfica india T-Series. El youtuber sueco de 29 años, cuyo nombre real es Felix Kjellberg, asegura que el motivo principal es que personas “degeneradas” hayan pedido la suscripción a su canal. Se refiere al terrorista supremacista blanco de Nueva Zelanda, que dijo “suscribiros a PewDiePie” en el vídeo de la masacre del 15 de marzo.

Con 96,4 millones de suscriptores, T-Series se consolida por delante del que ostentaba el primer puesto desde 2013. Desde febrero, los dos canales se han ido adelantando el uno al otro, pero PewDiePie es segundo desde el 14 de abril y la diferencia a favor del canal indio ya es de 1,4 millones de suscriptores.

La campaña de suscripción impulsada por sus seguidores ha hecho que el youtuber resista en la primera plaza durante meses. Solo en el último mes, según la herramienta de analítica Digimind, el hashtag #SucribeToPewDiePie se ha utilizado en 51.000 tuits y #Sub2Pewds en 42.000. La campaña empezó en agosto de 2018, después de que PewDiePie publicase un vídeo alertando de que T-Series se le acercaba peligrosamente.

“Es algo que empezó como una forma de mantenerme como el canal con más suscriptores de YouTube. Y ver a tanta gente apoyándome ha sido increíble para mí”, dice PewDiePie en su vídeo del 28 de abril. Justo para el día siguiente, las cuentas más activas a su favor habían convocado el "Día Internacional de PewDiePie" para intentar un último asalto. A lo largo de los últimos meses, además del apoyo de otros youtubers, también ha habido pequeñas manifestaciones en la calle o carteles en Times Square (entre otros muchos sitios). Pero no todo el apoyo ha sido de estas características: además de las palabras del terrorista neozelandés, en noviembre de 2018, hackers difundieron propaganda de PewDiePie manipulando impresoras y Chromecast ajenos; en marzo, una persona escribió “Suscribiros a PewDiePie” en el Memorial de la Segunda Guerra Mundial de Brooklyn (Nueva York).

“Tener mi nombre asociado a algo tan indeciblemente vil [el atentado en Nueva Zelanda] me ha afectado en muchas más formas de las que mostrado. No quería explicarlo inmediatamente y no quería dar más atención al terrorista. Para dejarlo claro, no quiero que gane el odio. Está claro que el movimiento Suscribiros a PewDiePie debería haber terminado entonces”, dice en su vídeo.

La relación entre “Suscribiros a PewDiePie” y actos como estos no es casual. El youtuber ha proferido comentarios racistas en algunos de sus vídeos y también ha difundido contenido antisemita. Se ha convertido en una referencia en círculos de extrema derecha, aunque el youtuber haya rectificado después de este tipo de episodios. Para algunos de sus seguidores, la batalla contra T-Series por el trono de YouTube representa una pelea racial, en la que PewDiePie encarna a los blancos.

“Algunas personas y algunos medios han hecho del movimiento Suscribiros a PewDiePie un tema sobre raza, política o nacionalidad. Esta retórica negativa es algo con lo que no estoy de acuerdo, quiero que termine. Y quiero dejarlo muy claro: no soy racista, no apoyo ninguna forma de odio contra nadie”, dice en su vídeo. Ha pasado un mes y medio entre el atentado y la petición de PewDiePie a sus seguidores. Hasta que no se ha consolidado la ventaja de T-Series, el sueco no ha reclamado el cese de la campaña.

Cuando empezó el duelo, PewDiePie tenía 65 millones de suscriptores y T-Series, 57. Actores y actrices que protagonizan algunos de los contenidos de la productora india han pedido apoyo a T-Series, pero el canal ha seguido creciendo al mismo ritmo que en los meses previos al duelo. El del youtuber despegó gracias a las campañas del youtuber, pero ha terminado superado. En vídeos vistos, T-Series es líder desde hace dos años: todos sus vídeos, en total, suman más de 69.000 millones de reproducciones. Los de PewdiePie, 21.000 millones.

PewDiePie publicó una canción felicitando con ironía a T-Series el 31 de marzo, cuando el primer puesto todavía estaba disputado. “Para vencer a un sueco hacen falta miles de millones de asiáticos”, canta el youtuber. Esta canción, y otra por el estilo que publicó en octubre de 2018, han hecho que T-Series denuncie al youtuber ante la justicia india por apreciar comentarios racistas. Las canciones ya no están disponibles en India, pero sí en el resto del mundo.

El youtuber termina el vídeo en el que pide el cese de la campaña de suscripción reivindicando a su comunidad, asegurando que la gran mayoría está lejos de posiciones racistas: “No quiero que llegar a los 100 millones de suscriptores gire en torno a ganar a otro canal. Creo que lo que hemos conseguido es mucho más que eso. Y solo quiero decir que me siento increíblemente afortunado de tener a un grupo de personas tan increíbles apoyándome”. Pese a la petición del youtuber, hay usuarios de Twitter que siguen moviendo los hashtags de la campaña.

¿En qué consiste T-Series?

Antes de convertirse en un canal de YouTube, T-Series comenzó su andadura como una discográfica tradicional hace más de 30 años. Fundada en 1983, este sello comenzó su camino al éxito tras producir, en 1988, la banda sonora de una popular película del cine de Bollywood, Qayamat Se Qayamat Tak. En los 90, además, empezaron a producir sus propias películas. Algunas de ellas, como Hindi Medium, se encuentra entre las películas indias que más han recaudado de la historia.

A partir de 2010, T-Series comienza a compartir con regularidad parte del contenido de sus discos y películas en YouTube. La mayoría de los vídeos del canal son tráilers de sus producciones, fragmentos de sus películas -sobre todo números musicales, típicos del cine bollywoodiense- y canciones. Su vídeo más visto es un videoclip, Lahore, del actor y cantante Guru Randhawa. Ha superado los 718 millones de reproducciones en dos años.

Aunque T-Series es el más grande, esta productora cuenta con más canales en YouTube, y la mayoría de ellos superan el millón de suscriptores. Algunos de ellos son temáticos, como T-Series Kids Hut, para niños; Bollywood Classics, dedicado a canciones clásicas de Bollywood; o Shabad Gurbani, solo de contenido religioso. Otros publican contenidos en varios idiomas: en India, además del hindi, hay 23 idiomas cooficiales. Muchos de ellos cuentan con su propio canal de T-Series.

De YouTube a "Teletube"

Otro de los aspectos principales en la pelea entre PewDiePie y T-Series gira en torno a las prioridades y la personalidad de YouTube. El hecho de que una productora audiovisual desbanque a un youtuber como el canal más seguido tiene un valor simbólico muy potente. Acerca a YouTube a la televisión y le aleja de su formato estrella, que durante muchos años fue el más destacado en la plataforma. Los youtubers no paran de quejarse del trato preferencial que YouTube da a contenido como el de T-Series, mientras el suyo languidece.

Los rankings de YouTube en castellano han vivido varias situaciones similares a la de T-Series y PewdiePie en los últimos meses. Badabun, un canal que produce vídeos protagonizados por influencers, conseguió superar a ElRubius en enero y convertirse en el segundo canal en español con más suscriptores. En un directo de Twitch, ElRubius criticó los cambios en la pestaña de tendencias de la plataforma, que actualmente suelen mostrar videoclips y contenido de televisión en vez de vídeos de youtubers.

"Más de la mitad de esos vídeos son rollo Operación Triunfo y Antena 3, cosas así. YouTube ha dejado de ser YouTube, es TeleTube. Lo mismo está pasando con PewDiePie y TSeries. Muchas compañías están empezando a crecer más que los youtubers", contaba el youtuber español. A finales de abril, Badabun se convirtió en el canal de YouTube en castellano con más suscriptores, después de adelantar al chileno HolaSoyGermán.

El título de "canal con más suscriptores" de YouTube ha tenido muchos dueños en los 10 últimos años, pero siempre han sido creadores independientes de contenido, como PewdiePie, el dúo cómico Smosh, el comentarista de vídeos virales Ray Williams... La llegada a lo más alto de T-Series es otro síntoma más de los cambios de la plataforma durante los últimos años, que ha premiado más el contenido televisivo y de grandes productoras que el creado por youtubers.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne