La primera generación de youtubers españoles llega a los 30

"Entonces éramos muy pocos. Con unos cuantos suscriptores ya destacabas”, recuerda Melo Moreno

  • Comentar
  • Imprimir
De izquierda a derecha y de arriba a abajo: YellowMellow, Javier Ruescas, Alvaro845 y Roenlared
De izquierda a derecha y de arriba a abajo: YellowMellow, Javier Ruescas, Alvaro845 y Roenlared.

Melo Moreno, más conocida como YellowMellow, recuerda perfectamente el momento en que ganó sus primeros cuatro céntimos por un vídeo de YouTube. Era 2010 y tenía 21 años. “Entonces pensé que, si seguía haciendo vídeos, quizá podría ganar, no sé… 5, 20 o 100 euros”, dice a Verne. Lo que empezó como una afición, subir vídeos para compartir sus inquietudes, tardó poco en convertirse en una profesión. En enero cumplió 30 años. Y sigue siendo youtuber.

YellowMellow, con 1,2 millones de suscriptores en su canal principal, forma parte de la primera generación de youtubers españoles, los pioneros que han abierto el camino a los demás. El más conocido de esa hornada es ElRubius, que subió su primer vídeo en 2006. El youtuber español con más seguidores cumplió 29 años en febrero. Nació el mismo año que nigahiga, el que era el youtuber más seguido del mundo cuando empezó YellowMellow, en 2010. “Entonces éramos muy pocos. Con unos cuantos suscriptores ya destacabas”, recuerda la youtuber. PewDiePie, el que tiene el trono mundial actualmente, cumple 30 años en octubre de este año.

Estos youtubers empiezan a alcanzar una edad que se aleja del grueso de la audiencia que se suele asociar con ellos, los niños y los adolescentes. “El youtuber se jubila solo o le jubila la audiencia porque deja de empatizar con él. El salto de edad es importante”, dice Álvaro González de Buitrago, Álvaro845 en YouTube. A sus 30 años, es un youtuber gamer: sube partidas de videojuegos para móviles a su canal, en el que tiene 4,3 millones de suscriptores.

El vídeo más visto del canal de Álvaro845 es una partida de 'Clash Royale'

“YouTube posiciona mejor a los canales de creadores más jóvenes, a lo nuevo. Los youtubers que empezaron con 16 o 17 años y ahora tienen 29 o 30 notan una diferencia abismal”, comenta a Verne Javier Ruescas, el booktuber (youtuber especializado en literatura) más seguido de España. Tiene 31 años y 276.000 suscriptores en su canal. Rocío Romero, más conocida como Roenlared para sus 1,2 millones de suscriptores, tiene 30 años: “Ahora soy youtuber, pero no sé si en 10 años estaré detrás de la cámara o delante de ella. No tengo ni idea”.

"Yo era la chica tímida que nunca hablaba en su grupo de amigos"

Estos cuatro youtubers son veteranos, pero hablan de YouTube con ilusión. Al menos al preguntarles por sus inicios, cuando se toparon con la fama de forma inesperada. Álvaro8545 dejó unas oposiciones a notario y se centró en su canal. Roenlared abandonó un doctorado en Lingüística: “Elegí YouTube no solo porque me fuera bien, sino porque me hacía muchísimo más feliz”.

“Tengo tanto que agradecerle al día en el que decidí subir mi primer vídeo a YouTube... Yo era la chica tímida que nunca hablaba en su grupo de amigos. Cuando se empezó a crear una comunidad y comencé a recibir un feedback tan positivo gané una seguridad en mí misma que no habría logrado de otra manera”, comenta YellowMellow. Y después de tantos años en YouTube, la resistencia familiar de los inicios desaparece: “Mi padre me dijo que, mientras me diera para poner un plato en la mesa, no tenía problema”, indica Álvaro845.

Cobras por las visualizaciones de vídeos que te encanta hacer, las marcas se empiezan a interesar en ti, tienes una comunidad que te apoya, viajas sin parar… Lo positivo de ser youtuber resplandece, pero no todo es tan bonito como parece. Hay aspectos negativos que, en algunos casos, se acentúan con el paso de los años: ansiedad, intromisiones en la vida privada, acoso en redes, incomprensión de otras generaciones...

Este es el vídeo más visto del canal de Roenlared, de septiembre de 2016, en el que se insulta a sí misma por el Roast Yourself Challenge (reto de quemarte a ti mismo)

“Un actor o un deportista que sueña con llegar a lo más alto se va preparando para la popularidad. A un youtuber, al menos en mi época, nadie le avisaba de esto. Te encuentras con algo que ni te habías planteado. Tu salud mental se puede ver muy afectada. Yo voy al psicólogo y lo recomiendo para cualquiera del gremio”, comenta YellowMellow, que también aconseja “tener amigos con trabajos normales, que no sean influencers”.

Roenlared incide en la misma idea: “Al principio, subes los vídeos como un hobby. Y, de repente, hay uno que tiene muchas más visitas, el primero que llega al millón de visualizaciones. Piensas: ¡Qué guay! Apareces en vídeos sugeridos, te ve mucha más gente que no te conocía antes… Y entonces es cuando empiezan los comentarios hirientes. Con 30 años te da todo más igual, te lo vas tomando con filosofía. Sin embargo, si te pilla un día malo y ves algo así, te echas a llorar y no quieres subir ni un vídeo más”.

Los youtubers que se quedan en el camino

No todos los youtubers llegan a los 30 siendo youtubers. “Hay mucha gente que estaba en YouTube cuando empecé, que tenía la misma edad que yo, y que ya no está. Son personas que estaban en la ola, que lograron grandes hitos y que crearon las primeras comunidades”, dice Ruescas. Este vídeo de Rush Smith, otro youtuber en la treintena, recuerda a algunos de esos youtubers. El título del vídeo es Youtubers que echo de menos en YouTube. Menciona a ChusitafashionfeverCristtyspain, ToniAMartínez, ElvisaYomastercard, TodoElMonteEsOrgasmo (Bolli) y LuzuVlogs.

Entre esos youtubers que han dejado la plataforma también está Isaac Sánchez, Loulogio. Si no te suena su nombre, seguro que te resulta familiar su mayor éxito en YouTube: la batamanta. "Buenafuente me dijo que la batamanta era para mí como Mediterráneo para Joan Manuel Serrat. Hemos cambiado mucho desde entonces. Cuando publiqué aquel vídeo, el contenido no tenía autoría. La batamanta la había hecho internet, no Loulogio. YouTube era todo campo", dice a Verne a sus 37 años, un año después de anunciar que dejaba la plataforma. Ha subido algunos vídeos más, pero con mucha menos regularidad que antes.

¿Y por qué lo dejó? YouTube dejó de generarle la misma ilusión que al principio. "Creo que ese momento, en el que subir vídeos es más obligación que diversión, llega para todos los youtubers. Es normal. Es difícil motivarse cada día. Al principio lo haces con ilusión porque estás flipando, pero de la normalidad al tedio hay un paso muy estrecho".

Roenlared también tiene amigos que dejaron YouTube: “He tenido muchos amigos youtubers. Los que ya no se dedican a ello están trabajando de otras cosas y son muy felices. Siguen con su vida de una forma normal. No se acaba el mundo”. Los amigos de YellowMellow que fueron youtubers trabajan en agencias relacionadas con el mundo de YouTube y los influencers. Igual que un futbolista que se convierte en entrenador al colgar las botas. Loulogio está volcado en dibujar cómics.

La audiencia que crece con el youtuber

Uno de los aspectos principales para seguir al pie del cañón durante tantos años como YellowMellow, Roenlared, Álvaro845 y Javier Ruescas es contar con una audiencia fiel. Aseguran que muchas de las personas que les veían cuando tenían ventipocos o ventimedios siguen con ellos en la treintena: han crecido juntos. “Creo que tu contenido tiene que ir creciendo contigo. Es una clave para que la misma gente te siga viendo con el paso de los años. Ellos también cambian y no van a querer siempre lo mismo”, añade Roenlared.

Sumar a los más jóvenes resulta más complicado: “Es normal que un adolescente prefiera ver a otro adolescente que verme a mí”, dice Álvaro845. Y también funciona en la otra dirección. Apenas consumen contenido creado por personas más jóvenes: “Hasta ahí no llego. Un vídeo de TikTok (una red social parecida a Vine) para niños de 14 o 15 años se me escapa”. Roenlared cree que para esos creadores de contenido, los nuevos youtubers que quieran hacerse un hueco y crear una comunidad estable, resulta más difícil: “Antes era más fácil llegar al público porque éramos muchos menos. Ahora hay cada vez más, por lo que resulta más complicado destacar”

Seguir viviendo de YouTube sin YouTube

Los youtubers que participan en este reportaje siguen viviendo de la popularidad que se ganaron en YouTube, pero no necesariamente de YouTube. “Ahora mismo, lo más importante para mí es Instagram. Es todo. Ganas mucho más gracias a las marcas que te patrocinan en Instagram que por la monetización de YouTube”, cuenta Ruescas. La monetización son los ingresos que los youtubers obtienen por las reproducciones de sus vídeos. El resto coinciden con su reflexión: los ingresos que reciben de las marcas son más importantes que los de YouTube.

Además, hay que tener en cuenta que los youtubers llevan bastante tiempo criticando insistentemente los problemas que da la monetización. “YouTube es una empresa muy grande en la que trabajan personas con las que trato, que sé que quieren lo mejor para sus creadores, pero está dando prioridad al contenido televisivo o de anunciantes antes que a los creadores, te desmonetizan por cualquier tontería…”, indica YellowMellow.

Una de las bases para que YouTube posicione mejor tus vídeos, según los youtubers, es que estén relacionados con actualidad y que publiques con mucha regularidad, algo a lo que muchos dejan de estar dispuestos. Sobre todo con el paso del tiempo. “No mandan notificaciones a los suscriptores, nunca entras en sugeridos… Es cada vez más difícil entender la plataforma. Es frustrante dedicar tiempo a YouTube y que la plataforma te dé un palo”, comenta Ruescas. "Por lo que me dicen amigos que se siguen dedicando a ello, cada vez es más difícil", añade Loulogio.

Ante esta situación, algunos youtubers centrados en videojuegos cada vez dedican más tiempo a Twitch. No es el caso de Álvaro845. Lo justifica en que esta plataforma no permite subir vídeos editados: su base son las partidas en directo. “Exige una cantidad de tiempo que no puedo dedicarle. Tengo otros proyectos que no quiero descuidar”. Se refiere a su equipo de esport, uno de los que componen la Liga de Videojuegos Profesional.

Es normal que los youtubers desarrollen, de forma paralela a sus canales, sus propias inquietudes. Ruescas era escritor antes de ser youtuber y lo sigue siendo actualmente. El espacio de Roenlared, más allá de internet, es el baile. El de YellowMellow es la música, donde se llama Melo Moreno. Este viernes 15 de marzo arrancó una gira de conciertos en Sevilla. “No sé si habrá un día en el que la youtuber YellowMellow desaparecerá y solo quedará la parte musical. Son dos cosas que amo hacer”.

Dependerá de los espectadores de YouTube, los que realmente deciden a quién jubilan.

Lo qué más gusta de YouTube a los youtubers

Roenlared

1. Tu youtuber favorito de toda la historia: nigahiga.

2. El youtuber joven que va a petarlo: Carla Laubalo.

3. Tu vídeo favorito de siempre en YouTube: 

4. ¿YouTube seguirá siendo la plataforma de vídeos más importante en diez años? Ojalá.

Javier Ruescas

1. ¿Tu youtuber favorito de toda la historia? Seguía mucho a los hermanos Green.

2. El youtuber joven que va a petarlo: No veo casi youtubers jóvenes 🙈.

3. Tu vídeo favorito de siempre en YouTube:

4. ¿YouTube seguirá siendo la plataforma de vídeos más importante en diez años? No

YellowMellow

1. Tu youtuber favorito de toda la historia: Shane Dawson.

2. El youtuber joven que va a petarlo: Ni idea.

3. Tu vídeo favorito de siempre en YouTube: Cualquiera de Jenna Marbles.

4. ¿YouTube seguirá siendo la plataforma de vídeos más importante en diez años? No creo.

Álvaro845 ha preferido no contestar a estas preguntas: "No tengo ídolos claros".

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne