Disfrutemos de ellas mientras viven

¿Cuántas mujeres empezarán a ser reconocidas cuando mueran en vez de en el momento en el que deberían?

  • Comentar
  • Imprimir
María Moreno, pintando en su estudio en una imagen si datar. Montaje a partir de una fotografía de la web de María Moreno
María Moreno, pintando en su estudio en una imagen si datar. Montaje a partir de una fotografía de la web de María Moreno

[Este artículo pertenece a La Matяioska, la newsletter quincenal de Verne. Si quieres suscribirte, puedes hacerlo a través de este enlace y si quieres hacernos llegar algún mensaje, puedes escribirnos a lamatrioksa@verne.es].

Respondo de antemano a los comentarios que me digan que era lo suficientemente famosa y que, si no la conocía, igual es que soy un poco ignorante. Sí, acepto mi responsabilidad. Y bueno, sí que la conocía, pero ojalá hubiera leído y visto más de ella antes. Esta semana ha muerto María Moreno, artista, integrante del grupo de pintores realistas madrileños. Su obra, ha sido rescatada y compartida en redes sociales como homenaje.

Estos días he escuchado por primera vez el nombre de Claire Bretécher, dibujante francesa y una de sus grandes autoras de cómic. Ha muerto a los 79 años. No voy a lamentarme ni a culpar al patriarcado de no haber conocido más y mejor a estas dos mujeres, aunque se ha investigado, denunciado y publicado muchísimo sobre la presencia -bueno, la ausencia- de mujeres en los museos (recuerdo qué reveladora me pareció la visita al Centro por el Arte Feminista Elizabeth A. Sackler, del que os hablé aquí). Solo me pregunto cuántas Marías Moreno me estoy perdiendo ahora mismo. Cuántas mujeres empezarán a ser reconocidas como se merecen cuando mueran en vez de en el momento en el que deberían.

Para evitarlo, hablemos más de ellas, compartamos su obra, leamos sus libros, publiquemos sus artículos, compremos sus ilustraciones, vayamos a sus exposiciones… Celebremos su obra mientras viven para no lamentarnos al ver un homenaje póstumo en Twitter.

HEMOS ESTADO TRABAJANDO EN…

  1. Los corazones están hechos para romperse. Un especial de San Valentín en el que ocho escritores nos cuentan sus citas más desastrosas y otras dosis de sabiduría deprimente para sobrevivir la marea pegajosa del 14 de febrero. Con testimonios de Gabriela Wiener, Alberto Chimal y Marta Sanz, entre otros.
  2. Vulva o vagina: la recurrente confusión de la que no se libra ni Sex Education. Sí, es 2020 y esta duda sigue estando muy vigente.
  3. Amazon dating, la web paródica que compara las apps de ligar con las compras online. ¿Alguna vez has usado Tinder y has sentido que estabas consumiendo personas como si fueran jerseys? Esto te interesa
  4. “Tengo todo el derecho a quemar y a romper”. El discurso de la mexicana Yesenia Zamudio, madre de Marichuy Jaimes, es desgarrador y estos días retumba por las redes sociales: "Y la que quiera romper que rompa, y la que quiera quemar que queme, y la que no, que no nos estorbe". En las últimas semanas, las mujeres mexicanas se han echado a las calles tras el asesinato de Ingrid Escamilla.

… Y NOS HA GUSTADO MUCHO LEER

El trabajo emocional se suma a tu carga mental (Eldiario.es). No estamos hablando de tener en mente la lista de la compra o de esa sensación de “¿Es que tengo que estar yo pendiente de todo?”. El trabajo emocional tiene más que ver con los cuidados y los sentimientos. Con afrontar conversaciones de pareja o incluso, como dice el artículo, con “Recordarle a tu pareja, incluso, la fecha del cumpleaños de su madre y quizá encargarte del regalo”.

Y tú, ¿cuánto ganas? He leído últimamente varios artículos relacionados con mujeres hablando de su salario. En general, en España hablamos poco de lo que nos pagan, aunque hacerlo más permitiría, entre otras cosas, localizar diferencias salariales más fácilmente. Os dejo este testimonio de Jessica Bennett en el NYT (que podría traducirse como "Te diré cuánto cobro si me lo dices tú tambiénE), este artículo de SModa y este otro de The New York Times Magazine dentro de un especial sobre el futuro del trabajo.

20 años documentando el duelo por un hijo (The Atlantic, en inglés). Cuando pensamos en una mujer que va al hospital porque está a punto de dar a luz, siempre nos imaginamos que al cabo de unas horas tendrá en sus brazos a un bebé sano, sonrosado y sonriente. Pero también hay historias que, desgraciadamente, no acaban bien. Todd Hochberg lleva 20 años fotografiando de manera gratuita esos momentos de duelo. A menudo esas imágenes en blanco y negro son las únicas que los padres tienen de sus hijos fallecidos. Este artículo no solo tiene imágenes potentísimas, sino también una entrevista con el fotógrafo en la que habla de su trabajo y de cómo capta emociones de las que los padres no son conscientes de esta experimentando.

ESTO HAY QUE VERLO

Esta semana hemos publicado el último vídeo de Querida Yo, la serie de vídeos que hemos hecho en colaboración con Instagram y en la que hemos pedido a varias mujeres a las que admiramos que le enviaran una carta a su yo del pasado. Delante de la cámara han pasado Elsa Ruiz, Victoria Martín, Marina Amores, Lourdes Alameda, Desirée Bela-Lobedde y, en esta última etapa, Nekane Cuéllar y Carolina Iglesias. Esos mensajes hablaban de miedos, inseguridades e incertidumbres, pero también de mujeres que se han enfrentado a ellos, han aprendido y también han conseguido (o rozado) los sueños que tenían de niñas.

Selección del contenido y redacción de La Matяioska: Mari Luz Peinado @mluzpeinado

*****************

Al igual que las muñecas rusas esconden otras muñecas dentro, nuestra newsletter lleva en su interior historias de mujeres reales y diversas, debates, actividades y recomendaciones de lectura. La Matяioska es la newsletter quincenal de Verne en la que compartimos contigo temas sobre feminismo y mujer.

Si alguien te ha reenviado esta carta y quieres suscribirte, puedes hacerlo a través de este enlace. Y si quieres cambiar tus suscripciones a las newsletters de EL PAÍS, puedes hacerlo desde aquí. Si nos quieres contar algo, decirnos qué te ha parecido nuestra carta o hacernos una sugerencia, puedes escribirnos a lamatrioska@verne.es. Y si quieres llamarnos feminazis, pincha aquí.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Entra en El País para participar

Lo más visto en Verne